Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Logo seraphon 3.jpg

Quiénes, o qué, fueron los Ancestrales sigue siendo un misterio. Incluso los Slann más antiguos sólo pueden recordar vagamente la gran catástrofe que los separó de sus creadores. Todo lo que se sabe con certeza es que eran seres de un intelecto y un poder insondables que poseían un gran diseño para toda la creación. Hace mucho tiempo vinieron de más allá de las estrellas en majestuosos barcos plateados, trayendo consigo siervos predilectos a quienes se les concedió una porción del poder divino de sus amos. Los más bendecidos y de mayor confianza fueron los Slann originales. Fueron ellos quienes se encargaron de construir los primeros templos de los Seraphon en un pasado oscuro y distante. Más que simples viviendas, estas estructuras fueron diseñadas para actuar como relés y depósitos para el poder de la magia, además de poseer grandes tecnologías arcanas que algún día las transformarían en las Naves-Zigurat de las flotas Seraphon.

Incluso se han olvidado los nombres originales de estos seres casi míticos. Las antiguas placas almacenadas dentro de las bóvedas de los Seraphon hablan de los Ancestrales y sus planes, pero muchas se han perdido, dañadas durante siglos de guerra o son facsímiles recreados por escribas Eslizones que luchan por comprender las complejidades cósmicas de su mensaje. Frente a este conocimiento limitado, muchos Seraphon, particularmente aquellos que se han Materializado a través de los reinos, han atribuido una personificación piadosa a los Ancestrales. Desde el furtivo Huanchi hasta el inescrutable Tepok, estas figuras creadoras son veneradas por sus hijos abandonados, pero sus verdaderas identidades siguen siendo desconocidas.

Para los Ancestrales, la ciencia y la magia eran lo mismo. Como una camarilla de alquimistas comprometidos en un gran experimento, ejercían un poder arcano para cambiar las leyes de la realidad para así adaptarlas a su voluntad. Las muchas reliquias tecnohechiceras que dejaron los Ancestrales, desde los guanteletes de rayos solares hasta el poder de deformación de la realidad de los Artilugios de los Dioses, pueden no haber sido concebidas originalmente como armas, aunque la función que cumplieron es un conocimiento que solo poseyeron los propios Ancestrales. Sin embargo, han demostrado ser invaluables para la guerra interminable de los Seraphon contra el Caos.

Es posible que el mayor logro de los Ancestrales fueran los Portales del Reino. Los antiguos textos Azyritas mencionan una raza enigmática involucrada en su creación, y los Slann parecen poseer conocimientos sobre el funcionamiento de los portales entre reinos. Son capaces de teletransportar a sus sirvientes a través del vacío etérico con un pensamiento o, aunque requiere aprovechar las reservas más profundas de su poder, manipular la red de Portales del Reino para desviar a los enemigos. A lo largo de las Guerras por los Portales, los Slann intercedieron en varias ocasiones para asaltar a aquellos que podrían haber amenazado a las fuerzas del Orden, aunque tuvieron cuidado de no forzar demasiado la red, tal vez desconfiados de los límites de su propia comprensión y la inestabilidad que amenazaban con crear.

Fuentes[]

  • Tomo de Batalla: Seraphon (2020)
Advertisement