Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Logo Fyreslayers 5.jpg

La Logia Aqshygahr es una Logia Fyreslayer situada en la periferia de Aqshy, el Reino de Fuego. Para la Logia cada día es una batalla por la supervivencia puesto que en sus alrededores furiosas llamaradas magicas corrompidas por  el Caos restallan con vida propia, a lo que hay que sumar los desquiciados cultos chamuscados que adoran a estas manifestaciones mágicas. A pesar de que su poderosa constitución Duardin protege a los habitantes de la logia de los peores efectos de este poder desenfrenado, las energías de Aqshy se han filtrado en sus cuerpos y sus cuerpos brillan con los diferentes matices de un incendio salvaje. Para los Aqshygahr la llegada de la Era de Sigmar no supuso ninguna mejora en su forma de vida y se ven asediados de forma periódica por hordas de llamas cambiantes, ataques que los Aqshygahr denominan Piracruzadas.

Aferrarse a sus tradiciones ha resultado clave para que los Aqshygahr hayan podido sobrellevar la locura generalizada en los bordes del reino. Esto ha llevado a que se hayan mantenido cincelados en su memoria colectiva antiguos agravios que fueron hace tiempo olvudados por Logias más jóvenes. Uno de estos agravios era el del Tesoro Robado, un enorme depósito de Ur-oro de tal potencia que podía ser detectado incluso por otras razas aparte de los Duardin. Durante la Era del Caos una Logia Fyreslayer partió hacia Ulgu para arrebatárselo a sus descubridores daemónicos. Les acompañaba una fuerza compuesta por Hijas de Khaine, las cuales traicionaron a los Fyreslayers durante la batalla y les robaron los fragmentos de Grimnir. Sólo sobrevivió un Runeson, el cual difundió el mensaje de la traición a su Magmahold. Sabemos que con este Ur-oro fue fabricado el artefacto conocido como la Cara de Khaine y que el funesto resultado de la Batalla de los Cielos Ardientes provocó que los Fyreslayers tuvieran asuntos más importantes de los que ocuparse por lo que nunca llegaron a enviarse fuerzas vengadoras para recuperar aquello que les fue robado. Por su parte, las seguidoras de Khaine consideraron este artefacto perdido durante la interminable guerra de guerrillas conocida como el Cathtrar Dhule. Sin embargo este artefacto debió ser capturado por Sigmar o por alguno de sus agentes, y terminó encerrado en una Criptormenta situada en las Cavernas del Silencio Abisal, unas cavernas situadas en el Reino de Ulgu.

Tras el Necroseísmo y la revelación de las Criptormentas, la localización de la Cara de Khaine fue descubierta por Shidak Wrathfist, el Runemaster de los Aqshygahr, el cual informó al Runefather Ashakar-Grimnir. Su segundo hijo, Gensoh, solicitó enérgicamente a su padre que le permitiera marchar a la búsqueda del Ur-oro que tanto tiempo habían considerado perdido. Su padre no sólo aceptó su propuesta, sino que marchó a su lado junto con un ejército dejando al primero de sus hijos al mando de su fortaleza. Los Fyreslayers partieron desde sus dominios en Aqshy hacia las Cavernas del Silencio Abisal a través del Portal del Silencio Ciego, consiguiendo superar sus laberínticas profundidades. Sus fuerzas colisionaron en las cercanías de la Criptormenta con un ejército de Hijas de Khaine lideradas por Morathi, iniciándose una feroz confrontación por el control del artefacto.

Posible resultado de la confrontación[]

La historia de la Cara de Khaine fue relatada en la White Dwarf de Mayo de 2019, acompañada por un informe de batalla en el que se decidía el futuro de la máscara. Atendiendo al resultado de la batalla, la Cara de Khaine fue finalmente recuperada por Morathi.

Miembros conocidos[]

Fuentes[]

  • White Dwarf de Mayo de 2019
Advertisement