FANDOM


 
Línea 8: Línea 8:
 
Reclutados de entre las tribus más belicosas y bárbaras, los Stormcast Eternals de los Astral Templars son guerreros natos. Alguna vez fueron hombres rudos y salvajes pero de corazón puro, por lo que se sienten como pez en el agua cuando están rodeados por el enemigo en el campo de batalla. Esta fiereza heredada los ha mantenido en plena forma. Cuatro cámaras guerreras de los Astral Templars entraron en Gnarlwood, en el Reino de Ghur, para cazar a los monstruos que allí habitan y no solo lograron sobrevivir si no que emergieron victoriosos de entre las sombras. 
 
Reclutados de entre las tribus más belicosas y bárbaras, los Stormcast Eternals de los Astral Templars son guerreros natos. Alguna vez fueron hombres rudos y salvajes pero de corazón puro, por lo que se sienten como pez en el agua cuando están rodeados por el enemigo en el campo de batalla. Esta fiereza heredada los ha mantenido en plena forma. Cuatro cámaras guerreras de los Astral Templars entraron en Gnarlwood, en el Reino de Ghur, para cazar a los monstruos que allí habitan y no solo lograron sobrevivir si no que emergieron victoriosos de entre las sombras. 
   
Entre sus líderes se encuentran los más feroces guerreros y disfrutan lanzándose a combates desesperados y enfrentándose a titánicas criaturas del caos. Son especialmente habilidosos los guerreros de la Cámara Vanguard, los cuales han desarrollado al máximo sus instintos de caza. 
+
Entre sus líderes se encuentran los más feroces guerreros y disfrutan lanzándose a combates desesperados y enfrentándose a titánicas criaturas del caos. Son especialmente habilidosos los guerreros de la Cámara Vanguard, los cuales han desarrollado al máximo sus instintos de caza.  
  +
 
Los Astral Templars visten aún pellejos y pieles sobre sus armaduras de sigmarita como recuerdo de su pasado salvaje. En sus rituales tribales, la Huestormenta rinde homenaje a Ursricht, el oso blanco. Aunque habitualmente se le representa como un hombre de pelo cano, se dice de él que es una bestia divina capaz de tomar la forma de un oso gigante cuando la guerra llama a las puertas. Es su fuerza salvaje lo que los Astral Templars buscan emular. Cuando los cielos retumban como el gruñido de una acechante bestia y las nubes dejan paso a columnas de relámpagos que son arrojadas desde el cielo, incluso los enormes dragones del caos y los más viles gargantes pronto se dan cuenta de que han pasado de ser predadores a convertirse en presas. 
 
Los Astral Templars visten aún pellejos y pieles sobre sus armaduras de sigmarita como recuerdo de su pasado salvaje. En sus rituales tribales, la Huestormenta rinde homenaje a Ursricht, el oso blanco. Aunque habitualmente se le representa como un hombre de pelo cano, se dice de él que es una bestia divina capaz de tomar la forma de un oso gigante cuando la guerra llama a las puertas. Es su fuerza salvaje lo que los Astral Templars buscan emular. Cuando los cielos retumban como el gruñido de una acechante bestia y las nubes dejan paso a columnas de relámpagos que son arrojadas desde el cielo, incluso los enormes dragones del caos y los más viles gargantes pronto se dan cuenta de que han pasado de ser predadores a convertirse en presas. 
   

Última revisión del 15:46 18 mar 2020

(en construcción)

Logo Astral templars

Los Astral Templars son una Huestormenta de los Stormcast Eternals vestidos con armaduras de sigmarita de color púrpura oscuro. Son conocidos por ser el azote de las bestias y los monstruos. Son los únicos que han entrado en Gnarlwood y sobrevivido para contarlo.


Tildados de bárbaros por algunos, los Astral Templars no han perdido un ápice de su salvajismo tribal durante el proceso de la reforja. Su especialidad es derrotar a enemigos monstruosos, pues en su vidas mortales se dedicaban a dar caza a bestias gigantes para sobrevivir. 

Reclutados de entre las tribus más belicosas y bárbaras, los Stormcast Eternals de los Astral Templars son guerreros natos. Alguna vez fueron hombres rudos y salvajes pero de corazón puro, por lo que se sienten como pez en el agua cuando están rodeados por el enemigo en el campo de batalla. Esta fiereza heredada los ha mantenido en plena forma. Cuatro cámaras guerreras de los Astral Templars entraron en Gnarlwood, en el Reino de Ghur, para cazar a los monstruos que allí habitan y no solo lograron sobrevivir si no que emergieron victoriosos de entre las sombras. 

Entre sus líderes se encuentran los más feroces guerreros y disfrutan lanzándose a combates desesperados y enfrentándose a titánicas criaturas del caos. Son especialmente habilidosos los guerreros de la Cámara Vanguard, los cuales han desarrollado al máximo sus instintos de caza.  

Los Astral Templars visten aún pellejos y pieles sobre sus armaduras de sigmarita como recuerdo de su pasado salvaje. En sus rituales tribales, la Huestormenta rinde homenaje a Ursricht, el oso blanco. Aunque habitualmente se le representa como un hombre de pelo cano, se dice de él que es una bestia divina capaz de tomar la forma de un oso gigante cuando la guerra llama a las puertas. Es su fuerza salvaje lo que los Astral Templars buscan emular. Cuando los cielos retumban como el gruñido de una acechante bestia y las nubes dejan paso a columnas de relámpagos que son arrojadas desde el cielo, incluso los enormes dragones del caos y los más viles gargantes pronto se dan cuenta de que han pasado de ser predadores a convertirse en presas. 


Cámaras Editar

Personajes conocidos de los Templarios Astrales Editar

Fuentes Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.