Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca


La Batalla de las Fauces de Varanthax es un conflicto entre las fuerzas del Caos lideradas por el Devorador de Tomos y las fuerzas aliadas de Morathi y sus Hijas de Khaine junto con los Forjados de la Tormenta liderados por el Lord-Celestant Nihilat. Es parte de los planes de Mortahi para El Ascenso de la reina oscura.

Ocurre en la inmediaciones y estructuras principales de Ochopartes. El objetivo del ataque es interrumpir la producción y destruir el almacenamiento de varanita para detener un posible sabotaje hacia el Reino de Azyr, desde la Puerta Meteórica.


Personajes Notables[]

Forjados de la Tormenta

  • Lord-Celestant Andrus Nihilat
  • Lord-Veritant Keizer Ven Bretch
  • Lord-Celestant Nardus Lightbearer
  • Lord-Arcanum Vennerdreizh


Hijas de Khaine


Fuerzas del Caos


La Varanita[]

Ochopartes es uno de los ambientes más hostiles imaginables, una tierra enteramente envuelta en el brillo sulfuroso del Caos, poblada por tribus de merodeadores sedientos de sangre y criaturas de pesadilla. Hacer la guerra en tal lugar requeriría de un ejército como ningún otro.

Varanita.jpg

En Ochopartes (Eightpoints) los Invocadores Demacrados (Gaunt Summoners) habían estado investigando las propiedades de una sustancia de alto poder llamada Varanita. Habían descubierto que podía corromper cualquier cosa, incluso a quienes eran inmunes al poder del Caos. A pesar de su poder, la sustancia era altamente peligrosa. Sin importar el peligro Archaon había mandado al Devorador de Tomos a extraer mas del raro mineral contrayendo un gran deposito y extracción en las Fauces de Varanthax. Se observaba que las huestes del Caos llevaba la Varanita hacia el Portal Meteórico que llbaba al reino de Azyr. Un grupo de espías Acechadores Sombríos (Shadowstalkers) de Morathi observaban el lugar desde la lejanía.[BR:M 1]


Preludio[]

Antes de la Batalla, Morathi planea unirse a las fuerzas de Sigmar para cumplir su objetivo. Además conspira tras bambalinas para lograra sus objetivos personales.


El Regalo Maldito[]

📜 Información Obtenida de Relatos Oficiales de Warhammer: Age Of Sigmar
Mientras Morathi merodeaba por su Salón del Corazón de Hierro, un grupo de Asechadores Sombríos (Shadowstalkers), dirigidos por uno cuyo nombre era Voenthe solicitaron una audiencia con Morathi. Fueron recibidos por el Alto Oráculo y una de las principales asesinas de las Hijas de Khaine, Siskai.[RLBR 1]

El grupo comunico a Morathi que habían traído la Sangre de Khaine como la Alto Oráculo había solicitado. Uno de los Asechadores Sombríos le entrego un aguamanil con una sustancia de un color rojo vivo. El grupo traían a un cautivo un humano de las huestes del Caos. Según la poca información entregada por los Asechadores, las fuerzas de Archaon habían construido unas instalaciones llamadas las Fauces de Varanthax. La Alto Oráculo reconoció de manera inmediata la sustancia como la Sangre de Khaine. Si bien la sustancia era poderosa, lo era igual de peligrosa. Morathi vertió un poco de sustancia en el Asechador Sombrío (que ya se veía bastante afectado por solo llevar la sustancia) y observó como este mutaba haciendo aparecer ojos y bocas con colmillos donde caía la sustancia. Luego de un tiempo solo Voenthe sobrevivió y el prisionero del caos rió a carcajadas. Morathi asesinó a Voenthe con un cuchillo en su pecho para guardarse la información y se llevo al prisionero para interrogarlo.[RLBR 1]

La Reunión con Sigmar[]

Tras la tortuosa interrogación descubrió que las instalaciones estaban repletas de huestes del caos extrayendo varanita y que el plan era utilizarla para atacar el Reino de Azyr. A pesar de el poco aprecio que tenia por el Rey-Dios, Morathi se dirigió hacia Azyr para comunicarle de los planes de Archaon, pero con una intención clara entre manos[RLBR 1]. Morathi estaba intrigada por el potencial aparentemente ilimitado de la sustancia y declaró antes sus discípulos que la varanita era la 'Sangre de Khaine' y que debía ser recuperada. Como carecía del poder para asaltar la fortaleza de Ochopartes, viajó a la ciudad-palacio de Sigmaron junto a un séquito de sus discípulos más confiables para forjar una causa común con Sigmar. Si bien Sigmar no confiaba en ella debido a que Teclis y Tyrion le habían advertido de su naturaleza engañosa, la amenaza de que Archaon corrompiera y abriera un portal a Azyr era demasiado grande para ignorarla.[BR:M 2] Para poder llegar a Ochopartes debian usar el Portal Génesis en Ghyran solicitando la ayuda de Alarielle.

Diezmo de Huesos[]

Debido a que atacar la base de operaciones de Archaon no pasaría desapercibida, Morathi entra bambalinas había entregado un gigantesco diezmo de huesos infundidos de sombras y tomados de los valles de cadáveres de Uglu a Katakros, Mortarca de la Necrópolis. De esta manera logró convencer a su ejercito de atacar las fortaleza de Varanspire, para distraer la vista del Elegido de las operaciones en las Fauces de Varanthax. Katakros estaba feliz de ayudar a destruir las operaciones mineras de varanita de Archaon y esperaba que las fuerzas del Orden también sufrieran grandes bajas.[BR:M 3]


Batalla de las Fauces de Varanthax[]

Con el destino de Azyr en juego, los ejércitos de Sigmar y Morathi se volcaron en Ochopartes, esperando atacar con tal precisión y rapidez que pudieran desbaratar los planes del Elegido antes de que el poderío de las huestes del Caos se levantara contra ellos.

En Ochopartes, El elegido había fortificado el Portál Génesis con una fortificación de bronce y varias torres de vigilancia con trincheras de defensa ante cualquier ataque desde el Reino de la Vida. A pesar de sus defensas, Alarielle envió un tsunami devastador de agua cristalina potenciado con la magia de la vida. Esta se espació por los terrenos colindantes del Portal Génesis. La ola era tan grande que alcanzaba a estrellarse sobre las murallas y torres que fortificaba la ubicación, despejando las tierras para la invasión del Orden. La vegetación comenzó a crecer por el lugar y las raíces aplastaron a las tropas que sobrevivieron a la gran ola.

Asalto de la Puerta de Génesis[]

El Asalto a la Puerta comenzó con las huestes Forjados por la Tormenta dirigidas por Lord Celestant Andrus Nihilat con un coro de penetrantes gritos de batalla. Luego vinieron las Hijas de Khaine con un gurpo de Brujas Aaelfas quienes saltaron el muro de escudos sigmaritas para aterrizar en medio de su presa. Para retener la masa del Orden, los Esclavos de la oscuridad lucharon con su ferocidad habitual pero pronto fueron invadidos por una retaguardia de las Cámaras de Cruzadas. A ellos se le unieron las fuerzas de seis templos Khainitas destruyendo a todos los defensores del Caos.

Mientras que los Forjados por la Tormenta luchaban con disciplina, las Hijas de Khaine se deleitaban con la sangre de sus enemigos caídos. Nihilat odiaba luchar junto a ellas, mientras su líder la Melusai Escamahierro Vatheira Seris se deleitaba causando el dolor de sus enemigos. Tras este gran batallón entro el Alto Oráculo Morathi quien se posicionó en el Altar mas cercano junto a los Zainthar Kai, una hueste de ancestrales guerreros Melusai que portaban la sangre de Khaine. Para atacar con prudencia y rapidez en el lugar Morathi decidió armar un reducido grupo junto a los Dolorites, una de las Cámaras Sacrosantas más destacadas de los Yunques de Heldenhammer.

Para cuidar el Portal Génesis guardaron la posición una hueste de Caballeros Santificados y guerreros de la Gurdia de Ghyran. El grueso del ejército marchó hacia la Montañas Puntacráneo donde fueron observados desde la lejanía por el heraldo de Slaanesh, Galvia Corazón de Pecado, quien puso marcha hacia el gran ejercito.[BR:M 4]



Marcha por las Montañas Puntacráneo[]

Los ejércitos sigmaritas y khaenitas marcharon por las inmediaciones de las Montañas Puntacráneo en la denominada Marcha Desoladora. En este punto las hueste se dividieron en tres grupos:

  1. A cargo del Lord-Celestant Narbus Portador de la Luz, un grupo de batalla de los Caballeros Santificados se aseguró de proteger el camino hacia la Puerta Génesis contra un posible e inevitable ataque de las huestes del Caos.
  2. Un segundo grupo se adelantaría al avance principal conformado por Guardabosques Veteranos de la Cámara Auxiliar de Vanguardia y expertos en subterfugios khaenitas. Este grupo se encargaría de despejar los terrenos y torres de vigilancia liderados por el Lord Veritant Keizer Ven Brecht de los Yunques de Heldenhammer y la Reina Bruja Scylleth.
  3. El últiumo grupo lideraría el Asalto directo sobre las inmediaciones de las Fauces de Varanthax bajo el liderazgo del Lord-Celestat Andrus Nihilat y un grupo elite de Hagg Nar y Zeinthar Kai bajo el mando de la Melusai Escamahierro Vetheira Seris.[BR:M 3]


Los guerreros sigamritas de Nihilat fueron contantemente atacados por atracadores caníbales llenos de pus, hombres bestia y Furias adoradores del Caos hasta llevarlos a luchar a las Llanuras de Fuegoalma. Un grupo de caballería montadas en Dracoth rompió la defensa de una hueste de Hijos Benditos y campeones de Nurgle hacia las neblinas ácidas de los Géiseres sulfurosos. La Cámara de Firemanes de los Leones de Sigmar cayó en batalla ante la defensa del Paso de Goreslake contra una ejercito que amenazaba atacar a la fuerza principal de Nihilat. La misma tierra deboró a varios de los guerreros sigamaritas y khaenitas sin previo aviso.

Por otro lado Van Brecht y sus guerreros enviaron exploradores para advertir de las maniobraras enemigas mientras se defendían con una lluvia de jabalinas contra Descorazonadores Khinerai. Después de varios días, Nihilat y las fuerzas lograron cruzar la Marcha Desoladora. Morathi y su pequeña fuerza decidieron separarse del grupo para atacar desde las cavernas inferiores que se extendían debajo de las Fauces de Varanthax. De esa manera atacarían por varios frentes.[BR:M 3]




La Traición de Morathi[]

El grupo liderado por la Alto Oráculo se escabulló por los túneles y cavernas de la cuidad de Ochopartes junto a los guerreros sigamaritas de las Cámaras Sacrosantas de los Doloritas. En el subsuelo asechaban multitudes de adoradores y bestias del Caos quienes se lanzaron furiosos ante los nuevos infiltrados. Tras derrotar a la mayoría de las fuerzas se adentraron al Corazón subterráneo de las Fauces de Varanthax siguiendo una extraña ruta sinuosa iluminada por glifos khaenitas. Encontraron in cuenco medio lleno de líquido carmesí burbujeante que salpiacaban las paredes de los túneles. Donde tocaba la sustancia se convertía en rostros gritones y deformados. Tres gusanos perforadores descendieron del estanque hirviente.

Las fuerzas del Lord-Arcanum Vennerdreizh atacaron las fuerzas del caos que se acercaban con la furia de mil relámpagos. Morathi se hizo a un lado en se momento junto a las Zainthar Kai mientras invocaba la magia de Uglu. Un trozo de caverna cayo desde el cielo separando el grupo de sigmaritas y khaenitas. La Alto Oráculo conjuro en ese momento un portal al Vacío Aetérico, mientras sus khaenitas defendían la posición de su líder. Fue ahí cuando Vennerdreizh vio la mentira de Morathi en sus ojos. Los Zainthar khai se escabulleron entre las sombras dejando a los guerreros Forjados por la Tormenta a su suerte. Sin embargo antes de que advirtiera a sus compañeros del engaño fue apuñalado con una estaca que lo dejó paralizado y sin poder hablar.

Morathi perforó a las criaturas quienes derramaron en los Calderos de Sangre un flujo de varanita constante. La piedra del reino fluía libremente hacia el el portal que conectaba la el lugar con Caldero mayor Máthcoir de Hagg Nar. Cada gota de varanita que se derramó en los Calderos de sangre fue transportada a la fortaleza de Morathi, al igual que las fuerzas restantes del Alto Oráculo.[BR:M 5]


La Caída de Ven Brecht[]

Ninguna de las huestes de Forjados de la Tormenta se enteró de la traición de Morathi, y los batallones que luchaban en la superficie cercana de las Fauces de Varanthax seguían luchando por sus vidas. El Lord Celestant Nihilat y sus guerreros fueron rodeados por una inmensa horda del Caos que los superaba en número. Con fuerza Nihilat atacó montado en su Dracoth, Iximir.

Las puertas del las instalaciones de las Fauces de Varanthax estaba custodiadas por un desquiciado Señor Idolador de los Poderes Ruinosos leal al Devorador de Tomos llamado Rokar Gresh. Se dice que fue elegido por los Dioses del Caos como el heraldo de su ira y dirigió una horda de fanáticos llamada los Hermanos Carmesí para proteger la Forja a toda costa. Glavia Corazón del Pecado había entregado información a Gresh del ejercito que venia a asediarlos y envió a la Tribu Merodeador como un primer asalto hacia las tropas sigmaritas-khaenitas.

Rokar Gresh por su parte envió a cientos de guerreros del caos que se lanzaron contra el enemigo en el centro del Valle de la Cenizas. El mismísimo Gresh ataco a las huestes aliadas matando a varias montado en su carro del Caos. Un aura infecto a los guerreros del orden llevándolos a la locura asesina, mientras las fuerzas del Caos se abalanzaban contra los Martillos de Sigmar y sus aliados khaenitas. Cada muerte aumentaba el poder de los blasfemos sigilos que proyectaban una luz carmesí de varanita, trasformando a los Hermanos Carmesí en horrendos engendros del caos con colmillos y azotes en su cuerpo. El cielos se volvieron de color rojo sangre y emitierón explosiones centellantes que dieron la muerte a varios Forjados en la Tormenta, atrayendo sus almas a los simbolos ardientes de los Santuarios de Guerra de los Hermanos Carmesí.

Nihlat decidió buscar una ruta de retirada tras ver a miles de Guerreros del Caos saliendo detrás de su línea de batalla. Tras sus propios guerreros puedo ver como Ven Brecht se acercaba pata ayudarlos y lanzaron un ataque conjunto al Santuario de Guerra mas cercano. Sin embargo, la pelea estaba perdida. Debian llamar a los refuerzos y la única manera era que uno de ellos fueron reforjado para emitir la orden directamente en Azyr. Nihilat se despidió de Ven brecht y le ordenó que volviera a Azyr clavándole sus espada en la espalda. Van Brech fue reforjado mientras las fuerzas de Nihilat luchaban por la sobrevivencia.

Consecuencias[]

Esta batalla dejo las siguientes consecuencias:

  • Archaon perdió la varanita recolectada, sin embargo la tracción de Morathi hizo que se perdieran muchas vidas sigmaritas en el proceso.
  • Morathi logró robar la varanita para su Ritual de la Divinidad, lo que desembocó en la Batalla del Ritual de Hagg Nar. Fue seguida por las huestes de Glavia Corazón de Pecado.
  • El grupo de Nihilat se replegó con mucha dificultad hacaia la Puerta de Génesis en la Defensa de la Puerta de Génesis.
  • El Lord-Veritant Keizer Ven Brecht fue reforjado sobre el Yunque de la Apoteosis, entregando su misiva urgente directamente al Dios-Rey, quien recibió la noticia del desastre de Ochopartes con gravedad e inmediatamente ordenó nuevos refuerzos para relevar a los sobrevivientes.
  • Ven Brecht fue enviado a Guardayunque ya que había llegado noticias de ataques internos que rompían la armonía de la cuidad, lo que desemboca finalmente en la Caída de Guardayunque.


Referencias[]

Broken Realms: Morathi

  1. Acto I - Fauces de Varanthax | Pag. 10-11 (Inglés) / Pag. 9-10 (Castellano)
  2. Acto 1 - Sangre Fundida | Pag 12-13 (Inglés) / Pag 10-11 (Castellano)
  3. 3,0 3,1 3,2 Acto I - La Marcha Desoladora | Pag 23 -23 (Inglés)
  4. Acto I - La Ira de Azyr | Pag 20 - 21 (Inglés)
  5. Acto I - Sombra y Traición | Pag 24-25 (Inglés) Acto I - Una Gran Traición | Pag 12-13 (Castellano)

Relatos

  1. 1,0 1,1 1,2 Relato: Regalo Maldito | Disponible en la Web Warhammer Comunity (Ed. en Inglés).
Advertisement