Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca


La Batalla del Tríptico fue un conflicto dentro las fuerzas de los Lumineth Soberanos dirigidas por Teclis contra las fuerzas de Osiarcas Cosechahuesos del Tríptico. Es parte de la Campaña de los Reinos Rotos.


Participantes[]

Lumineth Soberanos

  • Teclis
  • Celennar

Osiarcas Cosechahuesos

Preludio[]

Al final de la Batalla de la Tormenta de Espectros Teclis había amenazado al Dios de la Muerte Nagash de no volver a atacar el Reino de Siyish. Para dejar en claro que iba en serio decidió atacar el grupo de inframundo que concentraban la mayor parte del Imperio Osiarca. El Imperio Osiarca ya ha comenzado a expandirse a través de las Tierras Interiores Primas vecinas a instancias de Katakros.[1]

Teclis tenia la intenciones de hacer una declaración de intenciones. Había decidido no invadir la fortaleza de Gothizar de Katakros. Su objetivo eran un trio de fortalezas-monumentos conocidas como el Tríptico; un grupo de estatuas sobre fortalezas que representaban a los principales generales Osiarcas.[2]


El Asalto Inicial[]

Los Lumineth hicieron sus primera incursiones en Shyish a través de la Puerta del Reino en las Montañas Magthar, en el continente de Hallost. A esta gran hueste de Lumineths se les llamo la Vanguardia Tecliana. Las Huestes de los Lumineth Soberanos aparecieron a través de un lago en las profundidades de las Montañas. Entre ellos habían una docena de Guardianes Auralanos y varios Arqueros Vanari, todos ellos dirigidos por el Archimago Teclis. [2]

La Vanguardia Tecliana

La Vanguardia Tecliana

Montados en metalitos lanzaron un asalto hacia las Costas de Necrach donde fueron atacados por catapultas y artillería sobre las paredes de los asentamientos Osiarcas. Sin embargo no podían con la velocidad de los Lumineth. Los Osiarcas del Tríptico fueron recibidos con un ataque desde los cielos por los Lumineth, donde los Arqueros Vanari lanzaron grandes descargas de flechas de metal solar contras las hordas de Cosechauesos. Para interceptar a los metalitos, los Osiarcas enviaron Morghast alados siendo rápidamente interceptados por los Magoventosos y Cathallar de los Soberanos. [2]

La Primera en ser atacada fue la Fortaleza-monumento de Katakros que se retorció y balanceo su guja de piedra contra uno de los metalitos causando que cayera en picada. Celennar logro atrapar a algunos guerreros Lumineths antes de que cayeran a las planicies. Las otras dos estatuas del Triptico estaban cobrando vida poco a poco y comenzaron atacar masivamente a los metalitos deteniendo momentáneamente la ofensiva Lumineth[2]


Duelo en los Metalitos[]

El Asalto inicial Lumineth habia sido detenido por las estatuas del Triptico. Varios Lumineths habian desaparecido tras caer de los metalitos impactados por las grandes estatuas vivientes. Los metalitos caídos abrieron grandes grietas en las llanuras inferiores. Varios Lumineth fueron atrapados y llevados a un lugar seguro mediante una red de luz generada con la magia de Teclis. [3]

Antes de que pudieran replegarse les cayó un ataque de la Guardia Mortek. Los aelfos usaron los matalitos caídos para generar puestos de defensa y terreno elevado que dificultó el avance de los Osiarcas. Los vanari tomaron la delantera y los arqueros disparaban desde los metalitos hacia las huestes de la Guardia Mortek. Teclis se enfrento personalmente a un grupo de hechiceros osiarcas quienes fueron eliminados rápidamente por el vasto poder del Dios Mago. Celennar se abalazó contra los Morghast matando a varios de ellos.[3]

Una docena de frentes se generaron en la batalla entre los tácticos Soberanos y Cosechahuesos en competencias de ingenio y violencia. Las falanges de Osiarcas se acercaban en masa al mas cercano de los metalitos caídos. La Guardia Mortek alzo sus escudos para protegerse de las flechas que caían de las posiciones en altura de los metalitos hasta reunirse en una masa de ellos. Poco a poco comenzaron fusionarse para formar un andamio viviente y alcanzar las alturas del metalito caído. Debajo de la gran masa de la Guardia Mortek hicieron su aparición varios Asechantes de la Necrópolis que se habían mantenido ocultos entre las huestes de Mortek. Los Asechantes escalaron el andamio de huesos para atacar a los Sentinelas Auralianos que se encontraban en el filo de risco. [3]

Los Guardianes Auralianos empujaron sus lanzas contra las construcciones osiarcas y usaron el poder de aeter-cuarzo para quemar los huesos de las huestes de los Asechantes. Sin embargo no fue sufientes y los Asechantes cortaron rápidamente las lanzas de los aelfos como si fueran simples palos de abedul. A la defensa de los Lumineth llegaron los Magorrocosos Alarith que sustituyeron a las fuerzas de primera línea de los Vanari. [3]

La Marcha de los Vanari[]


Referencias[]

  1. Broken Realms: Teclis - El Primer Lanzamiento | Pag 12-13 (Solo Ed. Inglesa)
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Broken Realms: Teclis - Una Declaración de Intenciones | Pag 14-15 (Solo Ed. Inglesa)
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 Broken Realms: Teclis - La Punta de Lanza | Pag 16-17 (Solo Ed. Inglesa)
Advertisement