Consangrador ilustracion sigmaroteca.jpg

Sumos sacerdotes de la fe del Dios de la Sangre, los Bloodsecrators llevan grandes emblemas de Khorne a la batalla. Estos artefactos no sólo inspiran a los guerreros que lo rodean, sino que son capaces de rasgar el tejido de la propia realidad, permitiendo que las viles energías del reino de Khorne se derramen como un vendaval sangriento.

Aullando con una incoherente furia, los Consangradores vadean por la batalla con sus iconos de Khorne en alto. Los Consangradores luchan para llevar sus portales de cráneos al corazón mismo del enemigo, y allí desatar el poder del reino de Khorne. Se dejan llevar por un ansia de lucha tan pura que raya lo elemental, una rabia sin diluir que agrada en gran medida al Dios de la Sangre.

Descripción[editar | editar código]

Desde los Valles Susurrantes de las tierras de Ulgu al Delta Ígneo de Aqshy, hay muchos cuentos oscuros de cómo surgen los Consangradores. Persisten rumores de una repentina locura que ataca cuando las lunas están llenas, cuando la sangre se derrama sobre las líneas de energía espirituales, o cuando ciertas palabras demoníacas extrañas son grabadas en la carne. Algunos afirman que la aparición de un Consangrador es un signo de la sucia influencia del Caos filtrándose en la realidad, contaminando agua, aire, e incluso la carne con su toque. Otros creen que Khorne elige intencionadamente sus Consangradores, provocando incendios en sus mentes y haciendo bullir sus pensamientos con pensamientos con visiones de sangre y masacre.

Sea cual sea la verdad, cuando un hombre se convierte en Consangrador pierde todo lo que le hacía humano. En su lugar, se apodera de él una rabia volcánica, ahogando todo pensamiento racional y quemando su sentido de la identidad. Escucha los rugidos del Dios de la Sangre día y noche, convirtiéndose en una vía del deseo frenético de Khorne de llenar los Reinos Mortales de batallas eternas. Carentes de todo menos de la habilidad racional más básica, a los Consangradores no les importan nada sus propias vidas, ni el avance personal ni la gloria. En su lugar, simplemente pelean y matan sin fin, sin importar las adversidades a las que enfrentan.

Una vez que un Consangrador desata su locura, se convierte en una criatura de Khorne por completo. Los Consangradores recién forjados son atraídos instintivamente hacia el reino del Dios de la Sangre. Allí, aquellos que sobreviven a esta sangrienta peregrinación son recompensados con iconos de Khorne para llevar a la batalla. Más que un simple punto de reunión para los Vasallos de la Sangre, los iconos de los Consangradores son imanes de la energía de Khorne, atrayendo la rabia y el dolor de su alrededor. En medio de la batalla, estos sombríos iconos vibran con una reserva de furioso poder del que los Consangradores pueden disponer a voluntad. Hundiendo las astas de sus iconos en el suelo y gritando su furia a los cielos, los Consangradores desatan una onda de choque que desgarra el velo entre los mundos. La tierra se convierte en ardiente latón y el aire en vapores sulfurosos. Aquellos fieles de Khorne atrapados dentro de este flujo entre Reinos son empujados a un frenesí asesino, destruyendo todo a su paso cuando les inundan las energías del reino del Dios de la Sangre.

Armamento[editar | editar código]

  • Hacha Hechizada.
  • Portal de Cráneos - Un icono bendecido por Khorne.

Miniatura[editar | editar código]

Fuentes[editar | editar código]

  • Battletome: Khorne Bloodbound.
  • Warscroll del Bloodsecrator.
  • Battletome: Blade of Khorne 2019
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.