Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Bullgors.jpg

Las monstruosas criaturas taurinas conocidas como bullgors deambulan por la selva en manadas nómadas, impulsadas siempre hacia adelante por el olor de la carne caliente y el bombeo de sangre. Un hambre insaciable roe sus almas, dando lugar a un salvajismo y una temeridad que superan con creces a los de los gor-kin más pequeños, y los llevan a buscar a todos y cada uno de los enemigos con los que puedan darse un festín. Con una arrogancia nacida de su enorme estatura, los bullgors se lanzan al combate, rompiendo barricadas y muros de escudos para acercarse a la distancia mortal de los enemigos más imponentes.

Los Bullgors atacan a sus presas en una explosión de rabia, lloviendo incesantemente golpes de hacha con sus brazos grotescamente musculosos. Mientras destripan y cortan las extremidades de sus enemigos, los bullgors chasquean las mandíbulas con colmillos para atrapar trozos de carne en el aire. Tal es la sed de sangre de estos feroces brutos que incluso intentarán hartarse de los jirones de los gheístas masacrados o de la esencia que se evapora de las criaturas demoníacas. No es un hambre natural lo que da lugar a tal comportamiento, y la mayoría de sus víctimas son reducidas a pulpa y dejadas en horribles montones en el suelo empapado de sangre.

Fuentes[]

  • Battletome Beasts of Chaos (2018)
Advertisement