El Cambiante 8ª John Blanche.png

El Cambiante es un embustero astuto y se deleita causando estragos en sus adversarios, causando confusión y desorientación allá donde va. Haciendo frente a sus travesuras, los héroes enemigos se encuentran desconcertados, incapaces de distinguir un amigo de un enemigo. Cuando la confusión está en su estado más alto, es cuando el Cambiante ataca.

Descripción[editar | editar código]

Uno de los más grandes sirvientes de Tzeentch, la criatura conocida como el Cambiante (Changeling ) personifica el aspecto de su patrón como el engañador entrometido. Es el tramposo supremo, un perfecto camaleón cuya racha de malicia lo ha visto tejer un tapiz de engaño y desastre a través de la historia del hombre, aelf y duardin. Capaz de cambiar de forma a cualquier forma, ni siquiera sus compañeros Heraldos conocen la verdadera identidad del demonio, ya que va encapuchado y envuelto cuando no está disfrazado. De hecho, el Cambiante ha usado tantas formas diferentes a lo largo de las edades que ni siquiera puede recordar su forma original.

Al Cambiante se fue visto en el Reino de Ghur, en los Picos Furiosos junto a una hueste de siervos de Tzeentch, portando los Estandartes Malditos, enfrentados a las fuerzas de El Pulgar Negro (Black Thumb), una de las Legiones al servicio de Nurgle, mientras se se enfrentaban también a Orruks de la destrucción.

El Cambiante usa la manipulación y el engaño para lograr lo que la fuerza marcial por sí sola no puede. Asume cualquier rostro que le permita promover sus maquinaciones, personificando perfectamente a cualquier otro ser que elija, sin importar cuán grande o pequeño, poderoso o manso. El Cambiante ha adoptado la forma de guerreros y magos, maestros ladrones y asesores de confianza. Su golpe más reciente fue hacerse pasar por Valius Maliti, el arquitecto intelectual que ayudó a construir los cimientos de todas las Ciudades de Sigmar. Durante su tiempo disfrazado, el Changeling difundió mentiras y desinformación. Tejió redes de falsedad, construyó muchas de las ciudades de Sigmar sobre los cimientos del desastre y buscó otras que pudieran ser lo suficientemente ambiciosas como para ser corruptibles, plantando semillas para futuras parcelas.

Sembrar discordia es lo que mejor hace el Cambiante, y sus acciones conducen invariablemente a duelos, batallas e incluso guerras prolongadas. Aunque es más un instigador que un luchador, una vez que abandona su falsa identidad, el Changeling no tiene reparos en unirse personalmente a la refriega. Puede lanzar hechizos para disparar al enemigo con fuego sobrenatural, y en combate su Trickster Staff adopta las cualidades del arma más poderosa de su oponente.

Armamento[editar | editar código]

El Cambiante va armado con el Báculo del engaño (Trickster Staff en inglés)

Fuentes[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.