Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca
Cartographer a tope.gif ARTÍCULO EN ACTUALIZACIÓN A 3ERA EDICIÓN
Sigmar ha enviado sus Cruzadas Portamanecer a reconquistar este artículo perdido.
Nuestros Cartografer están actualizando sus mapas al Tiempo de las Bestia con la nueva información que han traído los Forjados Thunderstrike.
Campeones de Sigmar: Celeste SupremoYndrastaKrondysKarazai


El Celeste Supremo (conocido también como El martillo de Sigmar) es el primero de los Forjados en la Tormenta, líder supremo de la facción de los Forjados en la Tormenta, representante y mano derecha de Sigmar y miembro de los Campeones de Sigmar. Es la personificación misma de la tormenta del Dios Rey Sigmar y uno de los seres más poderosos de la Gran Alianza del Orden.






El primero de los Stormcast Eternals, el Celestant-Prime es la personificación de la Tormenta de Sigmar, una tempestad viviente. Porta el martillo de guerra Ghal Maraz y cae sobre el enemigo como un cometa, barriendo filas enteras de adversarios con sus golpes.

Descripción y Equipo[]

El Celestant-Prime es la encarnación misma de la Tormenta de Sigmar.  Aquellos que se encuentran con el Celestant-Prime en la batalla enfrentan la peor parte de la ira del Dios-rey, porque él es el Ángel vengador de Azyr, el Portador del Martillo del Mundo y el Primer Vástago de Sigmar.

El Celestant-Prime acude a la batalla armado con el martillo sagrado Ghal-Maraz y protegido con una ornamentada Armadura de Sigmarita. Porta además el Cetro del Cometa, un arma imbuida de tanto poder celestial que puede sacar meteoritos del firmamento y enviarlos al enemigo.

Aunque la Huestormenta que más considera al Celestant-Prime como un representante propio son los Hammers of Sigmar, la armadura de Celestant-Prime manifestará la librea de los guerreros que ayude.  A su alrededor, los Stormcast luchan con el mayor ahínco, porque saben que Sigmar ha enviado a su campeón más poderoso para ayudarlos a cumplir su misión.

Celestant prime.jpg

El martillo de guerra Ghal Maraz es tanto como un arma como un ícono de poder divino, pero su propósito no es permanecer inactivo.  Sigmar lo ha confiado al Celestant-Prime como una herramienta de liberación tanto como de dominación.  Marcado con runas justicieras, el martillo es una ruina para el Caos, y solo el más poderoso de los secuaces de los Dioses Oscuros puede soportar mirar su resplandor.  Dejándo a su paso colas de cometas gemelos compuestos de energía celestial cuando se balancea con suficiente fuerza, el martillo puede esparcer en cenizas a un hombre malvado.

Sin embargo, sus poderes no son simplemente destructivos.  En la Batalla de la Cumbre Blackstone, el Celestant-Prime golpeó al señor de la guerra Torglug el Despreciado con un golpe que mató a su cuerpo plagado de plagas, pero envió su alma, o al menos la parte que aún era noble, volando hacia el Alto Azyr  para ser Reforjado. Fue de esta manera como  se le dio vida a Tornus el Redimido.  Desde ese día, Celestant-Prime ha liberado a muchos otros del yugo del Caos, introduciendo una nueva raza de guerreros en los gloriosos ejércitos de los Cielos.

Vida previa, muerte y reforja[]

Desconocemos quién fue el Celestant-Prime en su vida mortal, y cómo alcanzó su muerte, aunque en algunos textos nos dicen que fue un gran rey y protector de los hombres en su vida mortal. Si que sabemos que fue el primer mortal elegido por Sigmar para ser transformado en un Stormcast Eternal, y que el Dios-rey trabajó larga y duramente en este proceso arcano.  Muchos fueron los misterios empleados en la creación de este guerrero, aquel que debía ser una respuesta a los mejores campeones del Caos.  Sin embargo, cuando se completó este gran trabajo, la creación de Sigmar no se elevó.  Simplemente yació inerte, como en un sueño.

Sigmar no se desanimó, ya que entendió que incluso el mejor guerrero estaba incompleto sin el arma adecuada.  Así fue que, cuando irrumpió la Tempestad de Sigmar, envió a sus guerreros a buscar y recuperar su propio martillo, Ghal Maraz, perdido en la Era de los Mitos.  La búsqueda fue difícil y costosa para aquellos que lucharon contra los señores del Caos que custodiaban el lugar de descanso del gran martillo de guerra.  Sin embargo, fue devuelto al Dios-rey, y los Cielos tronaron en aprobación.  Cuando Sigmar llevó el arma a la Bóveda Prohibida y la colocó en la mano de su creación, los ojos del guerrero se abrieron y se alzó con alas ardientes para cumplir con su destino.

Biografía[]

La primera acción militar del Celestant-Prime de la que tenemos constancia fue en Chamon, en la región de Shaard, donde se enfrentó a un Daemon de Tzeentch conocido como el Rey Prismático y rescató a un contingente de Stormcast Eternals al mando del Lord-Celestant Devyndus Thriceblessed.

La segunda acción militar que conocemos fue en Ghyran, en la Batalla de la Cumbre Blackstone, donde su participación fue vital para que la semilla de Alarielle pudiera ser plantada y renaciera adoptando su forma guerrera. Fue entonces además cuando Torglug el Despreciado fue transformado en Tornus el Redimido, conviertiéndose en el primer servidor de los dioses del Caos en redimirse anre Sigmar por mediación del Celestant-Prime. Posteriormente participó en la campaña que tuvo lugar en los Páramos de Ceniza de Aqshy donde perseguía a Bloab Rotspawned, un poderoso hechicero de Nurgle. Precisamente esta persecución le llevó de vuelta a Ghyran, a la Estepa Escabrosa, donde participó nuevamente en diversas batallas y dió el golpe de gracia a la Bestia Divina Behemat. El Celestant-Prime participó asimismo en el colofón de las Guerras por los Portales, ayudando a liberar el Portal Génesis.

Desde entonces sabemos que el Celestant-Prime ha participado en multitud de conflictos a lo largo de los Reinos Mortales, y que señores de la guerra del Caos como Gerhart el Inconfeso y Salacia Everseeking se han enfrentado a él y han fracasado. A medida que Celestant-Prime continúa liderando la cruzada de Sigmar, se encuentra con más y más almas que cree que se pueden renegar del Caos con el poder de Ghal Maraz. A Tornus el Redimido se le unen más de su clase, cada uno con su alma golpeada por el martillo de Sigmar y enviada a Azyr para ser rehecho como un guerrero digno.

Sin embargo, aquellos a quienes se les ha otorgado esta salvación reciben pocos elogios, ya que sus hermanos los miran con recelo, sin importar cuántas veces se demuestren dignos. Reconociendo el problema, Tornus reúne a un pequeño ejército de Redimidos de varias Huestormentas y los guía en una serie de incursiones en los territorios de Nagash. El Lord-Castellant Grymn solicita formalmente que se disuelva la hermandad, preocupado de que puedan rebelarse si su viejo carácter sale a la superficie, pero es desautorizado por el dictamen del mismísimo Celestant-Prime.

La ultima aparición conocida del Celestant-Prime fue durante la defensa de la Ciudad Libre de Lethis, en la batalla conocida como el Asedio de la Pena, donde fue derrotado por Lady Olynder.

Batallas Célebres[]

Miniatura[]

Miniatura Primer Celestante Sigmaroteca.jpg

Fuentes[]

Advertisement