Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Una Chainrasp Horde constituye una fuerza imponente, porque pese a que es posible acabar con una, otras dos ocuparán su lugar. Espada y hacha atraviesan al Chainrasp sin dar en nada sólido, pero los garrotes con clavos y las espadas herrumbrosas que esgrimen estos seres viles desgarran la carne como cualquier arma mortal.

Descripción[]

Los Nighthaunt más numerosos son conocidos como Chainrasp. Escogidos entre las almas de los más ruines, la mayoría criminales incorregibles de todos los reinos, son más numerosos que las hojas de hierba en las verdes llanuras de Thyria. Allí donde arraiga la civilización hay quienes abusarán de ella y la despojarán, y donde haya gente así, hay almas rectas que castigarían o incluso los matarían por ello. Si estos jueces de los hombres se muestran demasiado prestos a tirar de espada, también ellos terminan su vida vinculados a la voluntad de Nagash, convertidos en los espectrales alguaciles llamados Dreadwardens.

La forma que adopta un Chainrasp refleja las circunstancias de su defunción. Quienes hallan su final encadenados, llevan esas mismas cadenas en la muerte. Los ahorcados a los que "ayudaron" con lastres o pesadas balas de cañón arrastran esos mismos pesos cuando se esfuerzan en hundir las garras en carne humana. Aquellos que murieron gritando enloquecidos dan voz a ese mismo grito de muerte, mucho más perturbador por las energías corruptoras de la no-muerte. Algunos son vigilados incluso por los mismos carceleros, las velas del Dreadwarden iluminan una senda a través de la eternidad de la que es imposible escapar.

Encontrarse un Chainrasp que sigue teniendo el cuerpo y la mente enteros es muy, muy raro, porque sólo el odio mantiene unidos a estos espíritus menores. Una parte de su ánima se ha visto arrancada debido a la transformación en espectro, y sus cuerpos cadavéricos y a medio formar lo reflejan. Su locura y desesperación son tan devoradoras que cuando se reúnen en gran número, dejan atrás una especie de escarcha espiritual.

Con el tiempo, esta intensa energía negativa priva a la voluntad de la víctima del afán de luchar, convirtiéndola en presa fácil cuando regresa la oscuridad y los Chainrasps actúan de nuevo.

Como con muchos otros espectros, a los Chainrasps les complace saber que sus víctimas hallarán inevitablemente un destino cruel en Shyish. Suele decirse que mal de muchos, consuelo es, aunque no haya consuelo posible para las legiones espectrales del Reino de la Muerte. Con la llegada del microsismo shyishiano, enjambres de Chainrasps se han levantado de fosas comunes en todos los reinos, cientos de ellos salidos de los patíbulos donde los ahorcaron, de ciudades sacudidas por las enfermedades. Se juntan llevados por el hedor de la muerte hasta convertirse en aulladora tempestad de espíritus a la que resulta imposible sobrevivir.

Armamento[]

Una Chainrasp Horde puede albergar cualquier número de miembros, equipados con un Arma Maligna. El líder de la unidad es un Dreadwarden.

Miniaturas[]

Fuentes[]

  • Batalla por Forjaglymm (2.ª Edición).
  • Death Battletome: Nighthaunt (2.ª Edición).
    • Pág. 30
    • Pág. 31
    • Pág. 82
  • Chainrasp Horde Warscroll.
  • Games Workshop – Chainrasp Horde.
  • Games Workshop – Easy to Build: Chainrasp Hordes.
Advertisement