FANDOM


(Añadiendo categorías)
(Añadiendo categorías)
Línea 12: Línea 12:
 
* Destruction Battletome: IronJawz (1ª Edición)
 
* Destruction Battletome: IronJawz (1ª Edición)
 
[[Categoría:Personajes Ironjawz]]
 
[[Categoría:Personajes Ironjawz]]
  +
[[Categoría:Rangos Ironjawz]]

Revisión de 19:27 23 feb 2020

Chamanes extrambótikos

La magia del ¡Waaagh! es salvaje e impredecible, un poco como los extrambótikos que la ejercen. Absorben la energía del ¡Waaagh! que emanan el resto de orruks y le dan forma, convirtiéndola en hechizos que hacen papilla a sus víctimas o rasgan el campo de batalla como si fuera papel.

Descripción

Los Weirdnob Shamans (Chamanes Extrambótikos en castellano) son conductores vivos del ¡Waaagh!, dotados por Gorkamorka con el poder de convertir la explosiva energía verde en trucos de magia desbastadores. Ninguno de los Ironjawz sabe exactamente como algunos orruks llegan a convertirse en Chamanes, aunque puede estar relacionados con recibir un golpe muy fuerte en la cabeza, que es el método certificado para hacer cambiar a un orruk de opinión o para que se le ocurra una muy buena idea. Para reforzar esta teoría, los extrambótikos no parecen tener del todo el control de sus cuerpos: les dan tembleques, murmuran y tienen ojos locos.

El resto de Ironjawz nunca se mete con los extrambótikos. No pocos chikoz que, aburridos, han decidido pinchar al chaman de su peña con un palo para ver que hacía y han acabado con las cabezas vueltas del revés. Todos los orruks saben que los extrambótikos "eztan pallá" pero son muy útiles en una pelea. Cuanto más violenta y multitudinaria sea, mejores resultados da su presencia. Acercarse demasiado a ellos en el combate es peligroso porque las cabezas orruk expuestas a su poder tienden a explotar. Aún así, a los Ironjawz les gusta correr ese riesgo por la oportunidad de ver a un Extrambótiko "funzionando".

Los hechizos del ¡Waaagh!, casi como el olor corporal de un extrambótiko, rayan la obscenidad. Como poco, su resultado puede ser una lluvia de puños verde que aplasta al enemigo o una onda de fuerza que apisona el campo de batalla como si un gigantesco grunta se revolcara en su pocilga. Pero si se junta una buena cantidad de orruks, el extrambótiko puede acabar tan atiborrado de energía que vomitará un río ectoplasmático verde y humeante capaz de fundir muros de fortalezas y de engullir ciudades, o quizás conjure el pie de Gorkamorka, del tamaño de una montaña para que "lez patee laz karaz" a todo un ejército.

Fuentes

  • Destruction Battletome: IronJawz (1ª Edición)
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.