Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Trono del Aquelarre de los Condes Vampiro

A menudo, los monarcas de la noche van al combate en opulentos palanquines de guerra conocidos como Tronos del Aquelarre. Estas construcciones de hueso son llevadas a cuestas por los espíritus de aquellos que fueron derrotados y ahora están condenados a llevarlo para siempre.

El Trono del Aquelarre es una enorme construcción cuya parte inferior está hecha de locura etérea. Bucles fantasmagóricos se expaden hacia la parte superior, a la cabeza de los cuales hay jinetes esqueléticos montados en caballos con barda. En el centro, está recostada una hermosa Vampira Lahmia, acompañada por dos pálidas doncellas (Pallid Handmaidens), que remueven un caldero de sangre. 


Este trono está repleta de detalles asombrosos, desde las linternas a los esqueletos, incluyendo el fantasmagórico humo, los cojines decadentes y las llamas mágicas. Además va acompañado por una Hueste Espectral que las protege con su armamento etéreo (Ethereal Weapons). 


Armamento[]

Tanto la Vampira Lahmia como las doncellas pálidas apuñalarán a quien se acerque, la vampira va armada con su estilete (Stiletto) y las doncellas con puñales afilados cual agujas (Needle-sharp Poniards) antes de condenarlo con un beso sangriento (Blood Kiss), con el que transforman en nuevos lacayos a sus víctimas. 


Poderes[]

  • Cuenco de adivinación. Al mirar en el cuenco de sangre virginal que hay a los pies del trono, las doncellas pueden adivinar retazos del futuro. 

  • La Vampira Lahmia es una maga, pudiendo lanzar diversos conjuros en combate así como disipar los del enemigo. Conoce los hechizos Proyectil mágico, Escudo místico e Hipnotizar (mirando fijamente a los ojos de la víctima, el mago nubla su mente y roba su voluntad). 

  • La extraordinaria belleza y dotes adivinatorias de estas vampiresas les permiten mezclarse en la sociedad mortal y mandar a sus esbirros a causar estragos en ella. 


Fuentes[]

Advertisement