Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Deathbringer.png

Largo y sangriento es el camino a la gloria, una retorcida y traicionera carretera por la que los campeones de Khorne deben luchar a cada paso. Sin embargo, a aquellos que prevalecen les esperan poderosas recompensas, pues son los audaces quienes obtienen las bendiciones del Dios de la Sangre.

En el corazón de la batalla, los Mensajeros de la Muerte (Deathbringers en inglés) obtienen la gloria ante los ojos de Khorne. Sus hachas resuenan cuando atraviesan armaduras, carne y hueso. Chorros de sangre son lanzados cuando los moribundos expulsan su último aliento, mientras cabezas cortadas golpean la tierra para ser luego aplastadas por botas de bronce. Los furiosos bramidos de los Mensajeros de la Muerte se elevan por encima de todo, mezclando aullidos desafiantes con juramentos de devoción al Dios de la Sangre.

Descripción[]

Todo tipo de guerreros recurren a la adoración a Khorne. Muchos nacen en sus hordas, o se ven obligados a unirse al oscuro festín por Segadores Sangrientos conquistadores. Algunos incluso pueden ser héroes que han luchado largo y duro contra las hordas del Caos, sólo para ver cómo el asesinato eclipsa todo su ser. Sea cual sea su origen, toda vez que un mortal se entrega a la adoración de Khorne no hay vuelta atrás.

Algunos campeones se dedican a obtener poder y grandeza. Sin embargo, la mayoría se enfrentan a una vida corta y de batallas brutales, seguida de una muerte violenta. Aquellos Vasallos de la Sangre que sobreviven a este sangriento proceso de selección natural están destinados a tomar el manto de los Segadores Sangrientos. Estos son elegidos de Khorne, y se encuentran entre los guerreros más peligrosos de los Reinos Mortales.

Los adoradores de Khorne se preocupan poco por formalizar sus rangos. Sin embargo, la mayoría de los Mensajeros de la Muerte son reconocidos generalmente como Aspirantes a Mensajeros de la Muerte, mientras que los verdaderamente grandes entre ellos se conocen como Mensajeros de la Muerte Exaltados. Cada Gran Señor de Khorne tiene al menos un Mensajero de la Muerte Exaltado entre sus Elegidos de la Masacre para actuar como segundo de su señor.

Esta relación es tensa; mientras que cada Mensajero de la Muerte Exaltado es sin duda uno de los lugartenientes más poderosos al cual puede recurrir el Señor de Korne, también son sus mayores rivales por su poder. Sin embargo, igual que el Gran Señor de Khorne debe velar ante posibles desafíos de los Mensajeros de la Muerte en todo momento, es necesario que vigile a su vez la amenaza planteada por los Aspirantes a Mensajero de la Muerte que luchan en la sombra. Este es el camino de Khorne. Tomar los cráneos incluso de los aliados más poderosos agrada en gran medida al Dios de la Sangre, pues no le importa de dónde fluya la sangre.

Deathbringers Exaltados[]

En la Gorechoen de cada horda siempre contiene al menos un Deathbringer Exaltado. Son los temibles tenientes del Señor de Khorne, sus soldados más temibles. Un torbellino de muerte en combate cuerpo a cuerpo, los Deathbringers Exaltados lideran con un ejemplo sangriento. En su ola de asesinatos, no están por encima de matar a sus propias tropas para asegurarse de que los guerreros restantes sigan luchando hasta que se logre la victoria o la muerte gloriosa. Como corresponde a su alto estatus, los Deathbringers Exaltados, reciben un arma poderosa de la armería del Dios de la Sangre, una herramienta que usarán para cosechar en su nombre.

Además de ser la mano derecha de un Señor de Khorne, el Deathbringers Exaltados es también su rival más letal. A través de guerras interminables e innumerables genocidios ha ascendido en las filas de los Bloodbound hasta que están a una muerte más de comandar su horda. Si el Señor de Khorne muere, ya sea en batalla o a manos de uno de sus propios guerreros, un Deathbringers Exaltado tomará su manto, masacrando a todos los demás pretendientes. Después de todo, a Khorne no le importa de dónde fluye la sangre.

Algunos se arman con un hacha de ruina y blanden un sajacráneos, otros con un hacha mordisco de sangre y un escudo rúnico, y otros con lanzas empaladoras, cuyas víctimas se tornan trofeos vivientes cuando son ensartadas y levantadas sobre su cabeza para que todos puedan contemplarlas.

Deathbringers Aspirante[]

Largo y sangriento es el camino hacia el favor de Khorne, y la mayoría de los que lo recorren llegan a un final rápido y brutal. Vivir como Bloodbound es matar constantemente, matando enemigos y rivales de la tribu por igual. Los aspirantes a Deathbringers son supervivientes templados en este sangriento crisol. Son campeones homicidas cuya carnicería excesiva les ha ganado el terrible respeto de su Horda de Guerra.

En el campo de guerra, un aspirante a Deathbringers se lanza a la refriega empuñando un arma en cada mano. Implacablemente salvajes, estos verdugos salpicados de sangre nunca se cansan en su búsqueda de una carnicería. Todos los que adoran al Dios de la Sangre pueden alimentarse de la energía sedienta de sangre que exudan los Deathbringers, en un radio similar al de los arcos de sangre que brotan de sus víctimas sacrificadas. Aquellos dentro de la zona de salpicaduras usan la sangre empapada como inspiración para sus propios actos de violencia.

Cuando otros campeones caen, esto solo alimenta el ansia de sangre y gloria de los aspirantes a portadores de la muerte, ya que los coloca un peldaño más en la escala jerárquica.

Revestidos con armaduras embadurnadas de sangre, también pueden blandir un hacha ensangrentada y un partecráneos para abrir entre los débiles y los cobardes un camino alfombrado de cadáveres.

Miniaturas[]

Fuentes[]

  • Battletome: Khorne Bloodbound.
  • Battletome: Blades of Khorne 2019.
Advertisement