Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Doombull.jpg

Los Doombulls son las bestias más dominantes de los Warherds. Surgiendo de entre los bullgors, son invariablemente los más fuertes y feroces de su especie, con cuerpos descomunales y enormes cuernos manchados de sangre, cuya extensión podría abarcar varios gor-kin menores. En los salvajes festines, un Doombull afirma su posición gritando desafíos a cualquier valiente que lo enfrente. Solo los bullgors más descarados responden a tal provocación, y los que lo hacen son masacrados en poco tiempo, sus cuernos arrancados y unidos a las armas y armaduras de la bestia alfa.

Un Doombull lidera con un ejemplo brutal, cargando por delante de los rebaños en estampida para ser el primero en la refriega. Armado con un hacha gigante de dos manos, cuya única hoja es tan grande como un ungor, la bestia de grandes cuernos se abre paso a través de las formaciones enemigas. Con cada golpe, múltiples torsos se cortan en dos, y se envían grandes trozos de vísceras destrozadas sobre los enemigos que quedan. Mientras continúa la devastadora matanza, el frenético bramido del Doombull actúa como un llamado de atención para las otras criaturas del Warherd, incitando violentamente sus tendencias más bestiales.

Como todos los de su calaña, los Doombulls son consumidos por la sed de sangre y se deleitan con rapacidad en la carne de aquellos a quienes acaban de matar. Al enfrentarse al más poderoso de los enemigos, un Doombull se asegura de que la carne que ingiera esté impregnada de fuerza, lo que le permitirá crecer y volverse más poderosa con cada masacre. Pero este hambre que todo lo consume significa que los Doombulls rara vez se convierten en la bestia alfa de un Greatfray completo: sus mentes deformadas no son adecuadas para planificar múltiples emboscadas y estampidas convergentes, y en cambio se centran únicamente en el derramamiento de sangre de la próxima batalla.

Fuentes[]

  • Battletome Beasts of Chaos (2018)
Advertisement