Vandus Hammerhand a lomos de Calanax, su fiel Dracoth.

Los Dracoths son criaturas muy inteligentes del Reino de Azyr, las cuales son tomadas en ocasiones por los Stormcast Eternals como monturas. Hay muchas leyendas contadas a lo largo y ancho de Azyr sobre estas nobles bestias reptiles; son famosas por su lealtad eterna y disposición feroz. Los Dracoths son bestias poderosas, cuyos enormes colmillos y garras recubiertas de acero son capaces de desgarrar a presas mayores. Como criaturas míticas de Azyr, tienen la capacidad de absorber las energías celestiales cada noche, lanzándolas en forma de rayos durante la batalla.

Los Dracoths cazan en manadas y comparten el odio de sus parientes más grandes, los Stardrakes, por el Caos. Sin embargo, a diferencia de estos, los Dracoths se encuentran principalmente en las tierras del interior de Azyr, siendo raro avistar alguna de estas criaturas en otros Reinos.

Se desconoce la conexión exacta entre Dracoths y Stardrakes. Algunos especulan que los Dracoths son descendientes lejanos del Gran Dragón, pero hay algunos estudiosos azyritas que sostienen que los Dracoths son crías de Stardrake, descendientes que algún día regresarán a los Cielos para sufrir una metamorfosis entre las estrellas.

Se sabe que los Dracoths no mueren como las criaturas mortales, sino que se reencarnan. Sus almas regresan a las estrellas, y nacen de nuevo del aliento de Dracothion. Sin embargo, el Caos ha contaminado tanto el éter que el alma no siempre regresa a los Cielos, y puede permanecer atrapada indefinidamente en los lugares más altos de los reinos.

Altamente inteligentes, los Dracoths pueden aprender rápidamente los idiomas del ser Humano, Duardin y Aelves, aunque hablan exclusivamente en su propia lengua inescrutable. Durante las Era de los Mitos y la Era del Caos, estas criaturas celestiales no se involucraron voluntariamente con otras razas, salvo cuando estaban unidas por un enemigo común. Una vez que una amenaza fue derrotada, estas alianzas temporales fueron abandonadas cuando los Dracoth volvieron a su estilo de vida aislado. Eso cambió con la llegada de los Stormcast Eternals. Sigmar recurrió a la ayuda de todas las criaturas y dioses del orden para completar con éxito este proyecto. Al observar el futuro, Dracothion vio que los guerreros de Sigmar necesitarían más que su propia fuerza para rechazar a los vástagos del Caos. Fue entonces cuando Dracothion hizo un pacto con Sigmar, jurando que aquellos que demostraran ser dignos podrían formar lazos con sus propios hijos.

Fue el Lord-Celestant Vandus Hammerhand de los Hammers of Sigmar el primer Stormcast en domar a un Dracoth. Desde ese día cientos más han seguido su ejemplo, y la combinación de un guerrero inmortal y un Dracoth ha demostrado ser capaz de enfrentarse incluso al más poderoso campeón del Caos y salir victorioso.

Dracoth conocidos[editar | editar código]

Fuentes[editar | editar código]

  • Order Battletome: Stormcast Eternals.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.