Drakesworn Templar de los Hammers of Sigmar

Los Drakesworn Templars son la fuerza de los Cielos manifestada. Un Stardrake puede emitir nubes cargadas de rayos, invocar fuego estelar o acabar con los enemigos con sus garras, colmillos y una cola que golpea como un rayo.

Descripción[editar | editar código]

La combinación de un Stardrake, una poderosa criatura mágica celestial, y uno de los luchadores más hábiles de los Stormcast Eternals crea un Drakesworn Templar.  Estos caballeros de Azyr son el juicio celestial manifiesto, aquellos que ejecutan la venganza de Sigmar sobre los enemigos más mortales del Orden.

Un Drakesworn Templar en solitario puede romper la línea de batalla de un enemigo o mantener a raya todo el flanco de un ejército.  Impulsado por poderosos golpes de alas, el Stardrake se lanza al enemigo, golpeando con el impacto suficiente para astillar una armadura forjada en el infierno.  Las garras del Stardrake atraviesan el acero, derribando filas enteras de víctimas, mientras que las poderosas mandíbulas brindan un mordisco que puede atravesar la pierna de un gigante con facilidad.  Desde lo alto de su silla de montar, Stormcast Eternal balancea su arma coronada de relámpagos para golpearlo todo a su alrededor.  Cuando todos los Drakesworn Templars de una Cámara Extremis van a la guerra, pueden demoler fortalezas enemigas o devastar ejércitos enteros.

Drakesworn Templar de los Hammers of Sigmar

Todos aquellos que buscan convertirse en Drakesworn Templars se enfrentan a las Pruebas del Camino de las Estrellas.  Muchos regresan con las manos vacías, atormentados por lo que han visto, pero algunos de los más valientes se encuentran con Dracoths y se unen a la Dracothian Guard.  Un porcentaje menor aún es considerado lo suficientemente digno como para encontrar una Gema Solar: el alma atrapada de un Stardrake.  Antes de la llegada del Caos, ese material estelar habría regresado a los Cielos para reencarnarse en un cuerpo recién formado.  Sin embargo, desde la gran corrupción, las almas a menudo quedan atrapadas en los Reinos Mortales.  Están protegidos por encantamientos;  solo los más nobles pueden ver una Gema Solar, y solo aquellos bendecidos con la divinidad pueden tocar tal pureza.  Incluso otros Stormcast Eternals ven con asombro a los Drakesworn Templars, reconociéndolos como campeones místicamente puros del Orden.

Al devolver una Gema Solar a los Cielos, un Stormcast Eternal forja un vínculo con un hijo de Dracothion, al igual que Sigmar y el Gran Dragón hicieron en la Era de los Mitos.  Los Stardrakes no son simples corceles de guerra, sino una raza antigua más antigua y más sabia que la humanidad.  Al ver el colapso de la razón y la creciente amenaza del Caos, los Stardrakes desean poner su parte para restablecer el equilibrio del Orden.  Así, estas criaturas celestiales se unen voluntariamente a la cruzada de Sigmar.  Después de una serie de rituales de unión, el Stormcast Eternal y la bestia estelar inmortal se compenetran de manera que cada uno entiende instintivamente la voluntad del otro.  Juntos, buscan no solo venganza por la destrucción causada en los reinos, sino también justicia, porque las Leyes del Juicio exigen que se juzgue a los culpables.

Cuando no hacen campaña activamente, los Templarios y los Stardrakes mantienen el Templo Drakesworn de su Huestormenta, la gran cúpula estelar donde los miembros de sus Cámara Extremis entrenan y adoran juntos.

Armamento y Equipo[editar | editar código]

Un Drakesworn Templar va armado con un Hacha Tempestad, un Martillo Arco o una Lanza Tormenta. También suele estar armado con un Arco de Rayo. Porta una ornamentada Armadura de Sigmarita y va montado en un feroz Stardrake.

Miniatura[editar | editar código]

Drakesworn templar mini.jpg

Fuentes[editar | editar código]

  • Tomo de Batalla: Stormcast Eternals (2018)
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.