Dreadscythe harridans miniaturas.jpg

En vida fueron sanadoras, pero en forma de espíritu están maldecidos por la incontrolable necesidad de matar, sus manos se transformaron en guadañas instrumentos de matanza. Gritando mientras se abalanzan para el ataque, los Dreadscythe Harridans solo anhelan la carnicería.

Descripción[editar | editar código]

En tiempos fueron curanderas y matronas, mujeres dedicadas a aliviar el sufrimiento y prolongar la vida. Sin duda, son estas mismas ofensas las que llamaron la atención de Nagash. Negarle al Gran Nigromante sus almas en el momento que le corresponde es engendrar una ira fría que no se parece a ninguna otra.

Nagash no espera a ningún mortal, ni tolera que interfieran con sus planes. Era imperativo que enseñara una lección a esos malhechores e intrusos. En verdad, nadie evitaría la muerte. Así que Nagash preparó una recompensa especial en la otra vida para los culpables de tales crímenes: la terrible maldición Harridan. Este maléfico hechizo retorció a las almas ofensivas, transformándolas en algo que era todo lo contrario de lo que alguna vez fueron.

Donde una vez hubo manos sanadoras ahora crecen extremidades-guadañas de huesos, horribles instrumentos de cosecha destinados al asesinato. Si su comportamiento había sido amable y cariñoso, los Dreadscythe Harridans son ahora asesinos furiosos. En vida, ver sangre y heridas les provocaba compasión, pero ahora sólo les incita a una mayor furia. Y los labios que pronunciaron palabras suaves y tranquilizadoras para aliviar los escrúpulos de un paciente ahora emiten incomprensibles gritos sedientos de sangre que hacen que todos, excepto los más valientes, tiemblen de miedo. Incapaces de enunciar, las Harridans solo se enojan más. Aquellas que lideraron en la vida también lo hacen en la muerte: a la vanguardia de las manadas de Dreadscythe Harridan están las Slasher Crones, las asesinas más formidables de toda su especie.

Quizás la consecuencia más inquietante de la maldición de Harridan es que las mentes de las antiguas curanderas están intactas y conscientes. La mayoría de los espectros pierden todos los aspectos de sus vidas mortales, pero no así los Dreadscythe Harridans. Si bien conservan sus viejos recuerdos, ya no pueden controlar sus acciones, por lo que cada uno es consciente de las atrocidades que cometen y da testimonio de ellas, pero no puede hacer nada para detenerlas.

Armamento[editar | editar código]

Una unidad de Dreadscythe Harridans tiene cualquier número de integrantes, armados con Extremidades-Guadaña.

Fuentes[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.