Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Estegadon 1.jpg

Los Estegadones son cuadrúpedos titánicos recubiertos de capas de escamas gruesas.  Su aspecto más definitorio es una cresta grande y prominente, de la que sobresale una serie de cuernos letalmente afilados.  La gigantesca masa de estas criaturas se sustenta en su dieta omnívora.  Son capaces de devorar casi cualquier cosa a su paso y extraer algún tipo de nutrición de ello. Una vez que la bestia está en movimiento, la robustez de su sistema digestivo permite que pueda mantenerse en movimiento casi indefinidamente siempre que haya suficientes oportunidades para alimentarse en el camino.  Al menos una tribu de Ogors adora a las bestias cornudas como avatares escamosos del insaciable Gorkamorka, siguiendo las sendas que sus fuertes pisadas crean a través de las sofocantes profundidades de la jungla y devorando todo lo que los Estegadones dejan atrás.

En circunstancias normales, los Estegadones son una de las bestias más dóciles que se pueden encontrar en compañía de los Seraphon.  Durante mucho tiempo han sido utilizados por la gente lagarto como bestias de carga, trabajando junto a Kroxigor y bandas de trabajadores Eslizones para transportar materiales de construcción pesados ​​o aplanar áreas de tierra sobre las que se pueden construir carreteras y complejos de templos en expansión.  La mayoría de las Constelaciones tienen filas de estantes de huevos de Estegadón almacenados dentro de sus zigurats, pero las mayores piscinas de desove también son capaces de producir bestias completamente desarrolladas al instante cuando se alimentan con suficiente energía.  Los Estegadones producidos mediante este método tienden a estar más estrechamente vinculados al poder de Azyr, sus escamas brillan con luz celestial y todo tipo de marcas zodiacales cubren sus pieles como constelaciones en el cielo nocturno.

A pesar de su falta de agresividad natural, los Estegadones reaccionarán violentamente cuando se enfrenten a una amenaza.  Los Seraphon aprovechan esta fuerza para sus propios fines montando grandes howdah en las espaldas de estas bestias.  Los Eslizones que los tripulan a menudo han servido en los criaderos de una Constelación y tendrán un vínculo estrecho con el Estegadón que montan.  Desde lo alto, lanzan jabalinas con puntas de roca meteórica afilada, o tripulan los mortales ingenios de guerra que a menudo están montados en un howdah: los arcos celestiales, con sus grandes proyectiles capaces de atravesar una fila completa de guerreros con armadura, son siempre populares, al igual que lo son los dispositivos duales para eructar llamas conocidos como lanzallamas solares.  Sin embargo, es el propio Estegadón el que representa el mayor peligro para los oponentes.  Cuando está en peligro, la respuesta típica de un Estegadón es agachar la cabeza y cargar, confiando en su enorme masa para enviarla a chocar contra las líneas enemigas y corneando a cualquier estúpido o desdichado que permanezca en su camino.  La mayoría de las veces esto resulta más que suficiente.  Teniendo en cuenta la destrucción que un Estegadón es capaz de infligir y el castigo al que puede sobrevivir a su vez, no es sorprendente que muchos Eslizones prefieran luchar a la sombra de estas bestias.  En el Estegadón ven manifestada la majestad de los Ancestrales, un ídolo reptiliano que trae una muerte rápida a quienes se oponen a ellos.

Cuando El Gran Plan exige que una ciudad sea aplastada o que un enemigo sea erradicado por completo, un Maestro Estelar construirá sus huestes de guerra alrededor de las bestias de guerra más poderosas criadas por su Constelación.  Aunque un Saurio Oldblood montado sobre un Carnosaurio a menudo comandará tales huestes, los Jefes Eslizones veteranos montados sobre Estegadones son esenciales para liderar las asustadizas manadas de caza y las estampidas de las bestias titánicas de la jungla.  A medida que la carga de los masivos monstruos-lagarto cobra impulso, el suelo se estremece y se agrieta.  Los muros de escudos enemigos pierden cohesión mientras luchan por mantenerse en equilibrio, recuperando el equilibrio justo cuando el Jefe y los monstruos bajo su control chocan contra sus líneas con una fuerza aterradora.

Los Estegadones más antiguos y veteranos llevan a sus espaldas Artilugios de los Dioses, ya que se considera que sólo ellos poseen el temperamento adecuado para portar tales reliquias.

Fuentes[]

  • Tomo de Batalla: Seraphon (2020)
Advertisement