Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca
Impriwars banner.jpg

Todoestrategia banner.jpg

Excelsis es una Ciudad de Sigmar ubicada en la Costa de los Colmillos de las Tierras Ghurianas, en el Reino de Ghur.


Características[]

Fue la primera cuidad en ser devastada por el Dios de los Terremotos, Kragnos.


Organización Territorial[]


Distritos[]

La ciudad de Excelsis se divide en distritos.

El Barrio Noble[]

Las Venas[]

Algunos lugares destacados del Distrito de Las Venas son:

  • Cementerio de San Solicus: Es un lóbrego y antiguo cementerio, considerado una de las zonas más antigua de la ciudad. Se encuentra cerca de la puerta oeste de la ciudad.[Novela: Hallowed Ground 1] Es un lugar devastado y corroído por el tiempo, iluminado por unas pocas lámparas y cubierto de maleza y barro. Fue una de las primeras construcciones de la cuidad cuando era un asentamiento.[Novela: Hallowed Ground 2]
  • Bastión Oeste: Ubicado en el borde norte de Las Venas posee un patio de armas de tierra apisonada en el centro, cuarteles y armerías en el flanco norte. Fue parcialmente devastada en el Asedio de Excelsis, dejando muchas murallas en escombros y en estado de reparación.[Novela: Hallowed Ground 2]
  • Clavo Oxidado (Rusty Nail): Es una taberna oscura y pequeña, de techo bajo y escasamente iluminada. Fue destruida durante una refriega de Dolaria ven Denst mientras buscaba información. Su dueño fue asesinado y su destino quedo en manos de dos desertores de los Gremios Libres.[Novela: Hallowed Ground 2]

El Barrio Mercantil[]

Puerto de Excelsis[]

Fortormenta[]

Lugares Destacados[]

  • Cementerio de San Solicus:
  • Elección del Árbitro
  • Cabeza de Skaven (Skaven's Head)
  • Bancoestrellas (Starbank)
  • Pot & tankard
  • Lock & Key




Sociedad y Cultura[]

Gobierno[]

Organizaciones[]

Población[]

Industria y Comercio[]

Poder Militar[]

Huestormentas[]

Gremios Libres[]

Defensa de la Ciudad[]

Historia[]

Era de los Reinos Rotos[]

Asedio de Excelsis[]

Era de la Bestia[]

Tras el asedio y casi al día siguiente los ciudadanos de Excelsis comenzaron una campaña para reconstruir la cuidad, no por civismo; si no por el miedo a que fuera nuevamente atacada en su estado desprotegido. Los Serafón usaron la magia celestial para reconstruir los daños más críticos, pero finalmente la mayor parte de la reconstrucción cayó en manos del mismo pueblo de Excelsis.[Novela: Hallowed Ground 1]

Desde ese momento la cuidad se convirtió en un objetivo perfecto para las fuerzas enemigas del Orden, especialmente para las huestes de la Destrucción.[Novela: Hallowed Ground 3] Para defenderla nuevas huestormentas han llegado a reforzar la ciudad, aunque su número seguía escaso.[Novela: Hallowed Ground 1]

A pesar de que la Hermandad Piedranula fue destruida durante el Asedio, hay rumores que dicen que aun existen lacayos de la hermandad en las alcantarillas de la ciudad. Aunque no se sabe bien si es verdad.[Novela: Hallowed Ground 4]

Invasión de Briomedes[]

La ciudad de Excelsis sufrió una invasión de muertos vivientes controlada por el Nigromante Briomedes, cuya misión era apoderarse de la Lanza de Mallus para usarla a su favor. Para cumplir su cometido usó los cadáveres que había dejado el Asedio de Excelsis bajo su control generando una invasión externa e interna de la ciudad.[Novela: Hallowed Ground 5]

La ciudad recibió una gran devastación y muerte durante la Invasión de Briomedes, dando muerte a miles de civiles y guerreros de los Gremios Libres y de otras facciones. Los no-muertos devastaron varias zonas de la cuidad, principalmente en la Puerta Oeste y la zona del Puerto. En la batalla final, varias de las Torres Flotantes de la Universidad Arcana que protegían la Lanza de Mallus fueron destruidas provocando una gran ola que dejó devastado el Puerto de Excelsis. La batalla terminó gracias a Galen y Doralia ven Denst quienes derrotaron al nigromante y detuvieron sus planes en la cuidad.[Novela: Hallowed Ground 5]






Por revisar[]

Excelsis fue una vez una joya en el imperio de Sigmar, una ciudad portuaria en la Costa de los Colmillos de Ghur. Construida alrededor de una bahía que rodeaba el colosal pilar de sigmarita conocido como la Lanza de Mallus, fue una de las nuevas metrópolis que rápidamente se convirtió en gloria después de que Stormcast Eternals ganara cabezas de playa en los Reinos Mortales. La ciudad había prosperado aprovechando, refinando y monetizando astillas y fragmentos de la Lanza de Mallus, porque ese poderoso edificio había descendido de los cielos de Azyr y era rico en las energías de la profecía. Aquellos que absorbieron los destellos del futuro que les brindaba cada "destello" experimentaron destellos de visión precognitiva que podrían llevarlos a más riquezas. Excelsis se convirtió en un centro de comercio, acumulando una vasta fuerza naval y poderosos aliados en la forma de los Scourge Privateers que sometieron mágicamente a los monstruos del océano.

Excelsis 2.jpg

Pero la bendición enviada por los cielos de la ciudad arrojó una larga sombra. Tzeentch codiciaba los poderes proféticos que fluían a través del pilar de sigmarita y deseaba aprovecharlos para sí mismo: la Lanza de Mallus había sido arrojada desde los cielos y, con los encantamientos adecuados, podría usarse para alcanzarlos una vez más. Al menos, descubrir los secretos del metal mágico sería un premio valioso. En cumplimiento de los deseos de su dios, el Culto del Camino Destino se infiltró en todos los estratos de la sociedad, desde escribas comunes hasta aristócratas jactanciosos. Fueron dirigidos por un siniestro Magister enmascarado conocido como Ortam Vermyre, que se había abierto camino hasta el puesto de Alto Árbitro pero, en secreto, contaba con muchos demonios entre sus aliados. Lenta y minuciosamente, estableció una red de influencia en toda la ciudad. Tan cuidadoso era que incluso los Knights Excelsior, cuyo Bastion, el Consecralium, dominaba la ciudad, no conocían su agenda. Aunque marchaban por las calles todos los días en su camino a la guerra, y aunque eran conocidos por su despiadada purga de todas las cosas contaminadas por el Caos, los Stormcast Eternals estaban preocupados por la batalla en curso contra las tribus orruk de las colinas circundantes y la vasta parte de su fuerza estaba en el campo. Si no fuera por la intervención de un sargento común de Freeguild, que tropezó con pruebas del destino que le aguardaba a la ciudad, el complot secreto para arrasar Excelsis se habría hecho realidad sin oposición. Pero eso no iba a ser.

Cuando los cielos se desgarraron para enviar huestes de demonios a la realidad, gran parte del barrio noble fue destruido, pero los defensores habían tenido tiempo suficiente para organizar un contraataque sólido y evitar que la ciudad fuera consumida por completo por el fuego disforme. Durante muchos años, los protectores de la ciudad volvieron la mirada hacia adentro, pero al descuidar sus purgas de los orruks en las colinas, cortejaron otro tipo de desastre. La lucha bendecida y el cambio sin límites llegarían a Excelsis una vez más y, de una forma u otra, el objetivo de Tzeentch de ver la ciudad consumida por el desastre se cumpliría pronto...

Fuentes[]

Batteltome: disciples of tzeentch (2020)
Error en la cita: Existen etiquetas <ref> para un grupo llamado «Novela: Hallowed Ground», pero no se encontró la etiqueta <references group="Novela: Hallowed Ground"/> correspondiente.

Advertisement