Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Aracknarok Spider.PNG

A medida que las arañas Arachnarok crecen, se vuelven más pacientes y malévolas. En muchos casos, sus pieles se espesan y se vuelven opacas, y las arañas se vuelven más propensas a acechar en sus guaridas y permitir que les traigan presas en lugar de aventurarse a la caza. Cuando estos arácnidos mayores son atraídos a la batalla, sus temperamentos más fríos y su mayor sabiduría les permiten ser utilizados para propósitos estratégicamente más variados.

Muchos están equipados con plataformas telaraña, una variante de la típica plataforma que incorpora una catapulta considerable. Estas armas están cargadas con fajos de seda de araña empapada de veneno enhebrada con fragmentos de hueso afilados. Los proyectiles del lanzador no solo se estrellan contra el enemigo con fuerza asesina, sino que también explotan en una nube enredada de filamentos pegajosos. Las víctimas están cegadas y atrapadas cuando las telarañas se esparcen por sus caras y extremidades. Los jinetes son arrastrados de sus sillas de montar, el funcionamiento de las maquinas de guera se ensucia y los brazos los guerreros quedan atrapados por la suciedad pegajosa, todo esto durante los muchos minutos que tardan en poder despegarse. Esto deja a los sorprendidos supervivientes de un bombardeo como una presa madura para las masas de Spiderfang Grots.

Las mayores arañas Arachnarok pueden comunicarse mejor con los chamanes Webspinner en las alucinaciones alimentadas con veneno de pieles verdes. Los más antiguos de ellos pueden, por lo tanto, dignarse a llevar a un líder de guerra tan cuidadoso a la batalla, incluso llevando su santuario personal a la refriega, donde sus viles bendiciones mejoran los poderes hechiceros del chamán. Los Spidefang ven en los Arachnaroks portadores de santuarios como recipientes de la voluntad del Dios Araña, y luchan con uñas y dientes por el honor de cabalgar a la guerra sobre sus espaldas.

Fuentes[]

  • Battletome Gloomspite Git
Advertisement