Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Fomoroid Crushers.jpg

Los Fomoroid Crushers han poseído durante mucho tiempo una afinidad por la artesanía en piedra. Pueden desmontar una estructura con notable facilidad, balanceando trozos de mampostería para aplastar la vida de sus enemigos. Una vez, sirvieron como una casta de constructores para una de las grandes civilizaciones de Todaspartes. Aunque hábiles albañiles, los fomoroides se ganaron poco respeto de sus maestros. Tratados como verdaderos esclavos, finalmente no pudieron soportarlo más y lanzaron una rebelión contra sus supervisores. Después de un brutal conflicto que vio destruidas majestuosas obras de arquitectura, los fomoroides lograron la victoria sobre sus antiguos maestros. La libertad estaba a su alcance.

Luego vinieron las Guerras del Nexus. Como todos los demás habitantes de Todaspartes, los fomoroides no eran rival para los ejércitos de Archaon. Sabiendo que ninguna prisión física podía contener a las criaturas, Archaon realizó una gran hechicería que las unía en la mente en lugar del cuerpo. Con una risa cruel, el Elegido los absorbió en sus vastos ejércitos, o los arrojó a las celdas de sus pozos de combate, divertidos de que aquellos que habían construido ahora solo pudieran destruir. La monstruosa fuerza de un fomoroid lo convierte en un enemigo aterrador, pero no todo su pasado se ha perdido. Cuando termina el día, las criaturas arrastran los cadáveres de sus víctimas a las oscuras profundidades de sus celdas. Allí, obras de arte primitivo cubren las paredes mientras la sensibilidad de las criaturas lucha por dominar. Donde una vez levantaron imperios gloriosos, ahora pueden construir solo con los materiales de la muerte, mosaicos de dientes y pinturas forjadas con sangre salpicada, un recordatorio constante de todo lo que han perdido.

Fuentes[]

  • Batteltome: Slaves to darkness 2019
Advertisement