Ogor montado en Dientes Martirio

La mayoría de las monturas Dientes Martiro provienen de fosos de crianza.  Habiendo enviado a  Icebrow Hunters para capturar cachorros jóvenes, los Ogors cavarán un pozo de combate profundo lleno de estacas.  En este agujero serán arrojados los cachorros, cautivos suplicantes, carne ensangrentada y algún que otro vociferante Gnoblar.  Los jóvenes Dientes Martirio serán dejados para que se valgan por sí mismos mientras la tribu migra hacia adelante a lo largo de la Mascasenda, con muchos ogors haciendo apuestas sobre cuál de los renacuajos prosperará.  Cuando la tribu regrese, se encontrarán con unos cuantos Dientes Martirio descomunales que han crecido fuertes tras consumir a sus rivales.  Estas criaturas recordarán a los Ogors, y es esta familiaridad la que los volverá un poco más dispuestos a aceptar jinetes.  Por supuesto, a menudo los Dientes Martirio simplemente se volverán contra sus torturadores.  Los Ogors consideran esto completamente justo. Después de todo, aquellos devorados por las frenéticas criaturas no habrían tenido ningún derecho a montar en una de ellas en la batalla.

Fuentes[editar | editar código]

  • Tomo de Batalla: Ogor Mawrtribes (2019)
    • Pág. 39


El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.