Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Corte 1.jpg

Movidos por la creencia en sus olvidados códigos de caballería, los comedores de carne de la Gran Corte de Morgaunt surgen para devorar a todos los que invaden sus dominios. Sus cortes se encuentran entre las más antiguas de los Reinos Mortales, y agrupan mordientes en números abrumadores bajo sus estandartes hechos jirones.

La Corte[]

Las cortes de comedores de carne de la Gran Corte Morgaunt se creen habitantes de tierras fértiles, y ven a todos los que invaden sus territorios como saqueadores salvajes. En su locura se aferran a los principios de la nobleza y el honor, defendiendo a los débiles e inocentes mientras luchan por derrocar a quienes perciben como malvados. Pero, en verdad, los dominios de Morgaunt son vastas tierras baldías de alfombras de cadáveres por las cuales corren mandas de necrófagos que matan a todo aquel que no está bajo el influjo de la horrenda ilusión de su rey.

La nobleza Morgaunt muestra una devoción fanática hacia los necrófagos que los siguen. Los cortesanos luchan con vigor incansable cuando están rodeados por sus súbditos, creyéndose caballeros audaces que se yerguen orgullosos en mitad de sus tropas. De igual forma, la multitud de mordientes menores considera ejemplos vivientes a los comedores de carne mayores y más desquiciados, y en presencia de éstos se abalanzan sobre el enemigo con salvaje abandono. El lúgubre carisma que poseen los cortesanos y reyes aberrantes de Morgaunt hace que caníbales procedentes de todas partes se sumen a sus huestes. Incluso en el fragor de la batalla, nuevas mandas de necrófagos se escabullen tras las llamadas enloquecidas de la nobleza. Son un flujo interminable de garras y colmillos capaces de acabar hasta con la mayor fuerza enemiga.

Fuentes:[]

  • Tomo de Batalla: Muerte - Flesh-Eater Courts (2ª Edición)
Advertisement