Localización de la Península Brimstone en el Gran Erial

La Guerra de la Península Brimstone fue el primero de los conflictos que tuvieron lugar al inicio de las Guerras por los Portales. Resulta especialmente relevante además porque marcó todo el resto de ofensivas que se realizaron durante las guerras por todo el Gran Erial.

 Antecedentes[editar | editar código]

La derrota que sufrieron Sigmar y sus aliados en la Batalla de los Cielos Ardientes supuso el fin de una era. Tras una serie de batallas desesperadas el dios-rey se retiró al reino de los cielos con un enorme número de refugiados viendo que la victoria del Caos en el resto de los reinos era inevitable.

El dios-rey Sigmar

Tras su retiro a Azyr, Sigmar bloqueó mágicamente los portales que llevaban a su reino, siendo necesario que se abrieran simultáneamente desde ambos lados para romper su clausura.

Con el paso del tiempo el dios-rey pudo preparar su contraofensiva gracias al aislamiento del reino de los cielos. Creó de esta manera nuevos y vastos ejercitos formados por Stormcast Eternals, guerreros eternos imbuidos por parte de su poder, pero dicho aislamiento resultó ser un arma de doble filo.

Aunque podía desplegar a sus Stormcast en cualquier reino mediante sus rayos divinos, sus poderes no le permitían desplegar simultáneamente sus recién creadas legiones dado el enorme número de las mismas. Además este método no permitía participar al resto de ejercitos que aguardaban en Azyr, formados principalmente por humanos, Aelves y Duardin. Por todo esto, era necesario enviar vanguardias de Stormcast que conquistaran y fortificaran los distintos portales a Azyr transformando estos tanto en baluartes defensivos como en puntos de despliegue de tropas de refuerzo. El portal elegido para iniciar esta gran ofensiva se encontraba en el Delta Ígneo, una región de Aqshy.

Sigmar no eligió de manera azarosa el lugar donde efectuar su primer ataque. El Delta Ígneo se encontraba en la Península Brismstone, rodeado por el Mar Vitriolo por el sur y el oeste. Un emplazamiento fácilmente fortificable que abría la oportunidad de extenderse por todo el resto del Gran Erial, en especial por la Meseta Llagaígnea, una región al Norte de la península plagada de ruinas de emplazamientos de la Era de los Mitos.

Korghos Khul

En el momento en que se produjo la batalla la península estaba dominada por la Goretide de Korghos Khul. Durante los últimos cientos de años Korghos había construido en toda la península diferentes baluartes, desde los Fuertes Colmillo Dentado al sur hasta la fortaleza que envolvía su Pirámide Roja.

El plan sigmarita consistió en enviar una pequeña fuerza de asalto para que rompiera la clausura exterior que bloqueaba el portal, abriendo este y permitiendo el acceso al enorme ejército que aguardaba al otro lado. Posteriormente llegaría una segunda oleada de refuerzos enviados por toda la península con el objetivo de ir debilitando al rival mientras refuerzos y canteros enviados desde Azyr se encargarían de la fortificación del portal.

Fuerzas en Combate[editar | editar código]

Vandus Hammerhand

Fuerzas del Orden[editar | editar código]

Por parte de las fuerzas del orden fue desplegada inicialmente una Hermandad del Trueno formada por miembros de la Cámara Guerrera de los Hammerhands. Al mando estuvo el Lord Celestant Vandus Hammerhand. Sus capitanes fueron el Lord-Relictor Ionus Cryptborn al mando del destacamento de Retributors y el Prosecutor Prime Anactos Skyhelm al mando de los Prosecutors.

Tras la conquista inicial del Portal Susurrante se enviaron más tropas a través del portal. Conocemos con seguridad que se enviaron los siguientes destacamentos:

Se envió inicialmente un contingente compuesto por una Cámara Ejemplar. Al mando estuvo el Lord-Relictor Ionus Cryptborn. Sus oficiales fueron el Retributor Prime Theodrus y el Prosecutor Prime Sturmannon. Posteriormente se enviaron más tropas para protegerlo, principalmente Liberators y Judicators, al mando del Lord-Castellant Andricus Stoneheart.

Mediante relámpagos se desplegaron asimismo diversas Hermandades de Stormcast Eternals. Tenemos datos de las siguientes fuerzas:

Fuerzas del Caos[editar | editar código]

Korghos Khul

Dispersa por toda la región se encontraba una enorme hueste formada por miembros de la Goretide al mando de Korghos Khul. Sus lugartenientes principales durante el conflicto fueron el Bloodsecrator Threx Skullbrand y el Bloodstoker Vekh the Flayer.

Más avanzado el conflicto, se recibieron una ingente cantidad de refuerzos a través de la Puerta de la Ira. Además Korghos Khul invocó con un sangriento ritual a una legión de Bloodcrushers

Terreno[editar | editar código]

Fomo su nombre indica la guerra tuvo lugar en la Península Brimstone de Aqshy. Los principales enfrentamientos se produjeron en el Delta Ígneo y en las regiones cercanas al Río Magmus.

Desarrollo[editar | editar código]

La Batalla del Portal Susurrante

La guerra se inició en el llamado Día de la Venganza. El Lord-Celestant Vandus Hammerhand, al mando de una Hermandad del Trueno debía ejecutar una misión vital. Sus fuerzas debían anular las protecciones mágicas de un portal que comunicaba con el Reino de Azyr y abrirlo mientras contenían a una hueste de guerreros de Khorne que se habían visto atraídos hacia dicho portal. Posteriormente, Vandus debía conquistar el portal con la ayuda de los ejércitos en reserva que esperaban en Azyr y asegurar el control del mismo hasta que un Lord Castellant le relevara.

En la que sería recordada como la Batalla del Portal Susurrante, Vandus hizo gala de su fiereza en combate y capacidad de liderazgo. El plan de los sigmaritas funcionó, y una vez las puertas se abrieron dirigió tanto a sus tropas como a los refuerzos contra el enorme contingente enemigo.

Primer duelo entre Vandus Hammerhand y Korghos Khul

Durante el fragor de la batalla, reconoció a Korghos Khul en el bando enemigo. En ese momento vinieron a su mente multitud de recuerdos de su vida anterior, sobretodo lo relativo al sufrimiento de su gente a manos de Korghos Inmediatamentese lanzó a por su viejo enemigo. Con la ayuda de Calanax derrotó a Khul pero justo en el momento en que iba a rematarlo cle invadió una de sus visiones. En dicha visión descubrió que no muy lejos, en la fortaleza de Khul, había otro portal del reino del cual no tenían noticias, portal que llevaba directamente al reino de Khorne. Además, en la visión vió a Khul sacrificando la cabeza de un guerrero enemigo, cabeza que Vandus reconoció como la propia. La intensidad de la visión y el fragor del combate separó ambos oponentes sin que se resolviera su duelo.

Al terminar la batalla los sigmaritas habían obtenido una importante e histórica victoria pero Vandus se sentía angustiado por el significado de la visión. Si realmente Khul estaba construyendo en secreto un portal que comunicara con los reinos demoníacos, la enorme cantidad de refuerzos que recibiría desde el mismo podría no solo terminar con la contraofensiva de Sigmar, sino llevar la guerra a la misma Azyr dado que la clausura mágica del portal había sido anulada. Aún contraviniendo las ordenes del propio dios-rey, Vandus decidió marchar con sus hombres hacia la fortaleza de Khul. Esto implicaba dejar el portal a Azyr desprotegido, pero confiaba en que llegaran suficientes refuerzos desde el reino celestial como para poder protegerlo en caso de contingencia, y presentía que el tiempo apremiaba.

Despliegue de fuerzas en la península durante la guerra

Vandus le confió su plan al Lord-Relictor de los Hammerhands, su camarada y amigo Ionus Cryptborn. A Ionus se le había encomendado la misión de dirigirse, al mando de una Cámara Ejemplar recién llegada desde el portal, a conquistar los distintos torreones de vigilancia que tachonaban la Península Brimstone. El Lord-Relictor, aunque confiaba plenamente en Vandus, no se atrevía a desobedecer las órdenes del propio Sigmar en pos de una visiones de dudosa procedencia. Sin embargo Vandus le recordó que ocho de los torreones que debía atacar rodeaban la fortaleza de Khul con lo que Ionus podía ayudarle y seguir sus órdenes simultáneamente. De esta manera Vandus ganó un importante aliado para su causa y debilitó enormemente a su enemigo ya que más tarde se descubriría que los ocho torreones estaban situados en lugares de enorme poder mágico y tenían la función de mantener el portal al reino de Khorne abierto indefinidamente.

Tras la conquista inicial se desplegaron mediante relámpagos varias Hermandades de Stormcast Eternals por diversas zonas de la Península Brimstone. En la Cresta Volatus se desplegó un contingente compuesto por miembros de la Cámara Guerrera de los Goldenmanes. Al mando estuvo el Lord Celestant Jactos Goldenmane. Un contingente de Leones de Sigmar fue desplegado en el noroeste del la Puerta de la Ira para evitar que llegaran refuerzos enemigos. Otro contingente al mando de Retricus Lionhilt fue desplegado al sur del Portal Susurrante. Asimismo al Puente de Obsidiana fue enviado un destacamento de Anvils of Heldenhammer con la misión de que las fuerzas enemigas no cruzaran el Río Magmus.

Rutas tomadas por las fuerzas de los Stormcast Eternals

Tras la Batalla del Portal Susurrante un Liberator encontró un puñado de supervivientes de una tribu libre escondidos en una colina cercana al portal. Los menos de 20 desarrapados liderados por una chica llamada Kalja fueron los primeros mortales libres de la influencia del Caos que encontraron en Aqshy. Hasta ese momento los Stormcast lucharon por venganza pero, al conocer que existían grupúsculos de supervivientes, los sigmaritas empezaron a luchar por un futuro mejor para los Reinos Mortales.

Ionus Cryptborn se enfrentó en la Torre de Bronce contra fuerzas dirigidas por Threx Skullbrand

Vandus ejecutó con su Hermandad del Trueno un movimiento en pinza a través del Delta Ígneo con la intención de atacar en dos direcciones la fortaleza. Durante su trayecto obtuvo un nuevo aliado tras ayudar al ejército de su camarada Jactos Goldenmane en la Batalla de la Cresta Volatus. Ionus por su parte se dirigió con sus tropas directamente en dirección a uno de los torreones que rodeaban fortaleza de Khul.

En la Batalla de la Torre de Bronce, Ionus se enfrentó nuevamente a fuerzas lideradas por Threx Skullbrand. Las tropas sigmaritas se vieron comprometidas cuando una hueste demoníaca enviada por Korghos Khul les flanqueó, pero finalmente se alzaron con la victoria.  

La visión de Vandus fue acertada. Korghos Khul había sobrevivido a la batalla anterior y no solo había puesto en funcionamiento un portal al reino de Khorne conocido como la Puerta de la Ira, sino que ya había empezado a recibir refuerzos demoníacos. Sin embargo la naturaleza belicosa de las fuerzas de Khorne hizo que estas se dispersaran por toda la Península lanzándose al ataque contra los diversos ejércitos que Sigmar habia desplegado en la región, prestando apenas atención a la defensa de sus posiciones. En este contexto, la maniobra de flanqueo de Vandus fue exitosa y le permitió llegar hasta el corazón de la misma fortaleza enemiga. Sin embargo Korghos Khul utilizó una estrategia similar y envió fuerzas a asaltar el Portal Susurrante.

Movimientos de las distintas fuerzas durante la Batalla de la Puerta de la Ira

En la Batalla de la Puerta de la Ira Vandus y sus camaradas se enfrentaron a una situación límite. El ejército de Khul luchaba con el frenesí salvaje propio de los seguidores de Khorne y, además, contaba con un enorme número de refuerzos demoníacos. Fuerzas de los Leones de Sigmar​ y los Anvils of Heldenhammer participaron en la batalla de manera indirecta impidiendo que llegaran aún más refuerzos enemigos, y mientras esta tuvo lugar Andricus Stoneheart defendió el Portal Susurrante de las fuerzas enemigas.

En el fragor de la batalla Ionus Cryptborn alertó a Vandus de que Korghos Khul había derrotado a Jactos Goldenmane y se disponía a situar su cabeza en su Pirámide Roja, con lo que conseguiría convertirse en un Príncipe Demonio. Vandus descubrió horrorizado que había interpretado erróneamente parte de sus visiones puesto que había sido su amigo Jactos el que decapitado por el señor del Khorne. Además su camarada sería el primer Stormcast cuya resurrección no sería posible al haber sido su alma atrapada por el hacha de Khul.

En la Batalla de la Puerta de la Ira tuvo lugar el segundo duelo entre Vandus y Korghos Khul

En ese momento Ionus, viendo que a Vandus le iba a ser imposible llegar a tiempo para impedir el sacrificio, invocó un rayo con el que trasladó al Lord Celestant y su montura justo debajo de la base de la pirámide, con lo que el general sigmarita pudo retar a Korghos Khul a un combate singular. Ambos se batieron en duelo en la base de la Pirámide Roja de Khul. Esta vez la suerte parecía del lado del seguidor de Khorne, el cual de un potente golpe consiguió desarmar a su oponente. Fue en ese momento cuando Vandus, haciendo uso de una astucia y determinación propia de los más grandes héroes, saltó hacia la base de la Puerta de la Ira e imploró a su dios que le lanzase uno de sus rayos. Gracias a este hecho Sigmar pudo determinar el lugar exacto donde se encontraba el portal y, canalizando en un solo golpe todas sus energías, lanzar un poderoso trueno que destruyó la Puerta de la Ira. Vandus fue trasladado hacia Azyr en el mismo instante en el que el rayo fue lanzado, salvándose así de la muerte.

Así, el bando sigmarita obtuvo la victoria en esta decisiva batalla forzando a las tropas de Korghos Khul a retirarse de la Península Brimstone. Aunque no tenemos más datos, podemos suponer que se darían más enfrentamientos para terminar de consolidar las posiciones Stormcast en la península, pero puede considerarse que tras la victoria en la Batalla de la Puerta de la Ira la guerra estuvo decidida.

 Consecuencias[editar | editar código]

La conquista de la Península Brimstone fue un episodio clave en las Guerras por los Portales.

Por una parte, permitió destruir la propia Puerta de la Ira y el resto de posiciones de Korghos Khul, debilitando tanto a la Goretide como al propio Khorne.

Por otra partedió pie al establecimiento de una base sigmarita estable en la Península Brimstone. La península constituía un terreno fácilmente defendible, y abrió las puertas a la posterior extensión por la Meseta Llagaígnea.

Finalmente, la derrota de Korghos Khul lo sacó de la inopia en la que se había instalado tras encontrarse prácticamente sin oposición en todo el sur del Gran Erial. A pesar de su derrota en la Batalla de la Puerta de la Ira y su retirada de la Península Brimstone, Korghos no perdió el favor de Khorne. De hecho sus ansias de venganza contra Vandus Hammerhand y su búsqueda de oponentes dignos lo llevarían a él y a su Goretide a nuevos y desafiantes horizontes.

Principales Enfrentamientos[editar | editar código]

De todos los enfrentamientos que tuvieron lugar durante el conflicto, podemos destacar los siguientes:

Fuentes[editar | editar código]

  • Warhammer Age of Sigmar 1 edición
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.