Sobre corceles fantasmales, los Hexwraiths cabalgan directamente a través de sus enemigos, convirtiendo la sangre en hielo y arrebatando las almas de los guerreros que gritan ante su condenación. Una vez fueron caballeros orgullosos y crueles, pero ahora estos asesinos etéreos reviven su gloria al causar dolor y muerte a los mortales.

Descripción[editar | editar código]

También conocidos como Caballeros Segadores, los Hexwraiths son jinetes caídos que montan a horcajadas sobre corceles fantasmales. Cargan iluminados por extrañas llamas de fuego, balanceando sus guadañas inquietantemente brillantes en arcos mortales. Un solo golpe de tal arma puede cortar el cordón entre un alma y su cuerpo, permitiendo que el portador la reclame. Las llamas parpadeantes que rodean a los Hexwraiths son los restos humeantes del material espiritual que estos temibles soldados de caballería han robado durante sus ataques.

En el pasado, los Hexwraiths se alzaron para acechar los campos de batalla, cazando mortales para reclamar sus almas. Los Caballeros Segadores solían ser reclutados como elementos de choque en las legiones de muertos vivientes de Nagash, pero desde el Necroseísmo de Shyish es en las procesiones de Nighthaunt donde los Hexwraiths pueden ser hallados con mayor frecuencia. Atacando fuerte y rápido, galopan sobre ríos y paredes para perseguir al enemigo, su risa cruel resuena en el campo de batalla mientras sus aterrorizados enemigos intentan huir en vano.

Armamento[editar | editar código]

Todo Hexwraith está armado con una Guadaña Espectral, a la par que montan sobre Corceles Esqueléticos.

Fuentes[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.