Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Inmortis guard.jpg

Oscuramente magníficos con sus  atuendo guerrero completo, los Guardianes Inmortis son las construcciones de élite que defienden la estructura de liderazgo de los Ossiarch.

Descripción[]

Es el deber de los Guardianes Inmortis el asegurarse de que ninguna alimaña mortal mancille en sus amos con su violencia, ni interfiera con las tareas sagradas y complejas de los Mortisans mientras hacen su trabajo. Con sus altos yelmos y sus anchos escudos defendiendo un voluminoso exoesqueleto de hueso en capas, los Guardianes Inmortis son centinelas sombríos que no sienten el dolor o la duda. En la batalla, se interponen entre sus amos y el asalto enemigo más decidido, formando muros de escudo y preparándose para repeler cargas que echarían a un lado o romperían cualquier defensa convencional. Con sus aterradoras alabardas apoyadas bajo los pies empalan a aquellos que asalten su posición, arrojando a un lado estos primeros muertos para barrer con sus armas de asta a través de las filas posteriores.

Los primeros de entre estos goliats no muertos fueron imbuidos por las ánimas de los Vástagos Praetoris originales de Katakros, expertos luchadores defensivos que usaban muros de escudos para defender a su maestro en el campo de batalla. Escogidos entre las tropas vasallas más altas y fuertes de Katakros, eran famosos por usar sus escudos no solo para la defensa, sino también como armas con las que golpear y arremeter contra sus enemigos. Es un testimonio de la fuerza de los Vástagos Praetoris el que pudieran hacer esto con solo un brazo, usando una cuchilla sostenida en la otra mano para empalar al enemigo tambaleante después de un golpe de escudo en un movimiento fluido. Esa fuerza se ha magnificado varias veces en la muerte, y con no dos sino cuatro brazos utilizados para portar sus armas, son casi imposibles de desarmar.

Si los Guardianes Inmortis lanzan un contraataque, lo hacen con una combinación de golpes aplastantes de sus escudos de batalla masivos y seguidos de ataques con sus armas de asta mientras sus oponentes aún están desbalanceados. Cuando una unidad completa de estas construcciones ataca de forma unánime, golpean con el escudo, apuñalan, y luego avanzan y golpean una vez más, lanzando con sus alamardas golpes de gracia sincronizados que han visto incluso a monstruosos alborotadores Orruks de los Ironjaw y Ogors Gutbuster a la carga lanzados hacia atrás y despachados sin ceremonias en cuestión de instantes.

Fuentes[]

  • Tomo de Batalla: Ossiarch Bonereapers
Advertisement