Nota de Traducción: Con el fin de facilitar y agilizar la lectura, se ha sustituido el nombre utilizado en el juego para esta unidad por su traducción utilizada en las novelas de Age of Sigmar o en el antiguo Warhammer Fantasy.

Escupehierros.jpg

Montados sobre chasis de chatarra y arrastrados por inmensos Rinobueyes de pelaje desgreñado, los cañones de los Escupehierros son piezas móviles de asedio capaces de destruir la pared de un castillo con una sola descarga.  El sonido de un cañón Escupehierros disparando es similar a una erupción volcánica.  Una gota de fuego brota de su enorme cañón, y múltiples balas de cañón se lanzan a las filas del enemigo, vaporizándolos en una niebla rosada.  Cualquier conmocionado superviviente es garroteado por el artillero del Escupehierros o aplastado por su malhumorada montura.

Se cuentan muchas leyendas en las Mascatribus dirigidas por Gutbusters sobre los orígenes de los primeros cañones Escupehierros, pero todos coinciden en una cosa: estas armas formidables fueron creadas por primera vez por los Titanes del Cielo, quienes las montaron sobre sus gigantescas ciudadelas flotantes en los cielos sobre la Estepa Escabrosa de Ghyran.  Cuando el imperio de estos maestros ingenieros fue demolido (o devorado por un hambriento Gorkamorka, como insisten algunos cuentamitos Ogor), los cañones fueron recuperados de las ruinas destrozadas por Ogors emprendedores, junto con otras armas destructivas.

A lo largo de los años, el uso de estas armas de gran tamaño se ha expandido por las Glothordas nómadas de todos los reinos.  Solo las Mascatribus más ricas y poderosas pueden afirmar poseer uno de los raros y originales cañones de los Titanes del Cielo, por supuesto.  El resto se conforma con dispositivos similares, ya sea saqueados de los muros de las ciudades conquistadas por el Dios-Rey o creados por aquellos que estén dispuestos a hacer negocios con los impredecibles Ogors.  También hay historias de ingenieros Ironweld capturados que fueron tomados como rehenes y obligados a crear armas terriblemente destructivas para sus amos Ogor antes de ser devorados sumariamente.

Fuentes[editar | editar código]

  • Tomo de Batalla: Ogor Mawrtribes (2019)
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.