Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Nota de Traducción: Con el fin de facilitar y agilizar la lectura, se ha sustituido el nombre utilizado en el juego para esta unidad por su traducción utilizada en las novelas de Age of Sigmar o en el antiguo Warhammer Fantasy.

Tripasduras.jpg

Los brutos veteranos conocidos como Tripasduras son los guerreros más temibles de las Glothordas.  Vestidos con placas de armadura pesadacon placas de tripa elaboradas con los metales más brillantes, entran en batalla con armas de dos manos de gran tamaño.  Las cabezas se despulpan, las extremidades se cortan y las espinas se trituran hasta convertirlas en polvo.  Cuando hasta el último enemigo ha sido completamente desmembrado, los Tripasduras reclaman los mejores cortes de carne del sangriento montón de miembros y torsos, para gran envidia de los Ogor Gluttons.

Para convertirse en un Tripasduras, un Ogor debe ser elegido por su Déspota para dicho honor.  Es un rango otorgado solo a los miembros más canosos y robustos de la tribu, esos guerreros que han marchado con el Déspota durante muchas décadas, luchando, festejando y emborrachándose rugientemente a su lado.  Al ser elegidos, como prueba final de fortaleza, deben consumir un brebaje particularmente letal preparado por el Matarife de la Glothorda.  La receta exacta difiere de una tribu a otra, pero por lo general incluye al menos un ingrediente que incluso los Ogors encuentran difícil de digerir. Los cristales de fuego Aqshianos aplastados, los cerebros de Jabberslythe y el veneno burbujeante de los poderosos Arachnaroks Skitterstrand se consideran sabores adquiridos.  Los tripasduras se enorgullecen de su destreza intestinal y, a menudo se desafían unos a otros en grotescos concursos de comida para demostrar su dominio, a veces en medio de la batalla.

Junto con sus guerreros predilectos, es común que la descendencia de un Déspota luche en las filas de los Tripasduras, donde se los puede vigilar y deshacerse de ellos si muestran algún signo de ambición creciente.  Sin embargo, no importa cuán paranoico se vuelva un Déspota, no pueden vigilar a todos los posibles desafiantes.  Las amenazas a su gobierno casi siempre provienen de las filas de los Tripasduras, simplemente porque son los brutos más duros y arrogantes de la tribu.  Podrán ser los compañeros más cercanos del Déspota, pero no hay absolutamente ningún lugar en la sociedad Ogor para el sentimiento o la lealtad.  Dada la oportunidad, un Tripasduras ambicioso se volverá contra su jefe en un abrir y cerrar de ojos.

Los Tripasduras se emplean típicamente en los momentos decisivos de una batalla para buscar y golpear hasta la muerte a focos de resistencia enemiga.  La Guardia del Déspota contiene una gran cantidad de estos campeones, pero se pueden encontrar otras manadas de Tripasduras a lo largo de la línea de batalla de la Glothorda, generosamente salpicadas con la sangre y el cerebro de sus enemigos.  Muchos combates reñidos se deciden por sus devastadoras cargas, tanto que siempre que el resultado de una batalla está en juego se escucha el refrán: "Todo depende de los Tripasduras".

Fuentes[]

  • Tomo de Batalla: Ogor Mawrtribes (2019)
Advertisement