Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Los Jardines Colgantes (Hanging Gardens en inglés) son unas antiguas ruinas de una fortaleza-templo ubicadas en las Ciénagas Cadáver, en el Reino de Ghur, que reciben su nombre por los miles sobre miles de muertos y de aquellos agonizantesa ahorcados de sus muros repletos de musgo, perteneciente a los dominios de Nurgle, regentada por el Señor de las Plagas Copsys Bule.

Descripción[]

Una fortaleza-templo que una vez se erigió, construida por unas gentes que habían adorado a las estrellas y elevado torreones de increíble escala para que pudieran sentir los objetos distantes de su fe de forma más animada. Ya que todos sus ojos habían atendido a las estrellas, habían sido claramente maestros de la piedra. La mayoría de grandes estructuras aún permanecían aunque ahora estaban en ruinas, columnas vertebrales de piedra de piedra que se había amarilleado por la plaga, la climatología y la guerra. Copsys Bule le llamaba así a este lugar por los miles sobre miles de muertos y de agonizantes ahorcados de sus muros defensivos repletos de musgo.

Aquellos aún vivos agonizantes con fiebres que les parecía que los muros se movieran. Sus bocas moviéndose pero cualquier evidencia de su tormento no podía ser escuchada por nadie, ni por las moscas que revoloteaban encima.

Contar las moscas era una manera de abrazar la locura. Eran infinitas, enjambres dentro de enjambres, como una masa nebulosa sobrevolando la fortaleza corrompida que parecían las alas externas de un enorme escarabajo que se acerca al mundo y dejando el cielo.

Se puede ver sobrevolar sobre la fortaleza a grupos de Zánganos de Plaga, a medio camino entre el cielo y la tierra, entre lo real y lo irreal.

Allí, rodeados por un anillo de luminosos pilares blancos, los cuales en su estado de limpieza exudaban una sensación de poderío y protagonismo. Había un arco de mármol en el que había grabados con constelaciones astrológicas y anotaciones rúnicas. Permanecía desnudo a las estrellas como si solo esperara su llamada. Se podía comprender por que los antiguos habían construido un monumento a los cielos.

Historia[]

En un momento en que las huestes del Pulgar Negro de Nurgle, lideradas por el Señor de las Plagas Copsys Bule se aliaron a los Clanes Rikkit de Skavens, estos últimos estuvieron asentados en un campamento tipo pabellón que fue construido a partir de la basura, en la puerta más al interior que estaba derruida. De esta forma se creó una rocalla poblada con maleza de pinchos que eran constantemente regada con la sangre de muertos de hacía un año.

Esta maleza anularía una carga, con toda seguridad, como resistiría cualquier puerta, asumiendo que cualquier enemigo tuviera la suficiente fortaleza para llegar lejos y sobrevivir a la la línea defensiva más interna de Bule.

Fuentes[]

  • The Realmgate Wars: Call of Archaon #1. Beneath the Black Thumb, por David Guymer.
Advertisement