Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Khaine antiguo Dios de la Guerra

Khaine cuyo nombre completo es Khaela Mensha Khaine es un antiguo dios de la guerra, odio y destruccion.

Es la deidad principal que adoran las Daughters of Khaine, cuyas cruzadas sangrientas revitalizan al dios por cada gota de sangre que es derramada a su nombre.

Muchos creen que Khaine esta muerto desde el fin de los tiempos, sin embargo las hijas de Khaine lo niegan, para ellas Khaine solo quedo muy debilitado tras el fin del mundo y solo con la sangre de sus enemigos podrá volver de nuevo. Cualquiera que niegue esta realidad es un herético y sera ejecutado por blasfemar.

Las Hijas de Khaine no descansan para devolver de nuevo a su dios, muchos de sus seguidores son poseídos por su rabia en el campo de batalla convirtiéndose en seres tan sanguinarios incapaces de sentir dolor u otra emoción que no sea la furia.

El destino de Khaine[]

Ver también: Corazón de hierro de Khaine

Consumidos en la resolución de la desaparición del Mundo que fue, los dioses fueron destruidos. Estos seres fueron en otro tiempo entidades con una naturaleza cíclica, por tanto era posible que algún día pudieran reformarse y de esa manera volver a existir. Sin embargo, había muchos factores en su contra. Sin ningún tipo de adorador que recordara siquiera sus nombres y con apenas poder, pues este había sido consumido o utilizado por los Dioses del Caos, era una proeza casi inalcanzable. Muchos de ellos encontraron su fin por Nagash quien también los acechó en los inframundos para absorberlos y, en el caso de Khaine, su mayor seguidor Malerion estaba oculto entre las tinieblas haciendo crecer su propio poder.

Muchos fueron los que buscaron los fragmentos rotos de Khaine, aunque fue Khorne quien reclamó la mayor parte. El dios de la sangre derritió su esencia y la usó para forjar armas para sus más devotos sanguinarios. Sin embargo, un solo elemento resistió los ataques y la destrucción de las forjas y hornos de Khorne: el corazón de hierro de Khaine. Una y otra vez fue golpeado, pero no se sometió a martillo ni a yunque alguno.

Enfurecido, el Dios de la Sangre lo apretó durante toda la vida de un mortal, pero solo salieron ocho gotas de sangre, cada una ardiendo en el suelo. Cuando Khorne no pudo obtener más satisfacción, lanzó el corazón con gruñidos de frustración. Cómo el último pedazo del dios caído pasó a través de los reinos y terminó en la guarida de Kharybtar, padre de Kharybdisses, antes de que Morathi lo recuperara, sin embargo hubo muchas historias de heroes, dioses y entidades que lo intentaron antes que ella, pues no fue la única que fue atraída por sus palpitantes energías .

Fuentes[]

  • Reglamento Age of Sigmar 2 edición
  • Battletome: Hijas de Khaine 1ª edición
Advertisement