Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Ciudad de bronce.jpg

Decorada con mármol de vetas rojas y tachonadas de espuelas de sierra hechas de bronce bruñido, quebradas están las paredes de metal del impío lugar por afloramientos del terreno cubiertos de sangre. Afuera, espantosas gárgolas se asoman desde todos los parapetos, dispuestas a arrojar chorros de metal ardiente a quien ose asediar la plaza fuerte. El foso de la Ciudadela de Bronce no está lleno de agua, sino que lo cubre la sangre de quienes han perdido la vida en la guerra.

Descripción[]

Elevándose sobre la desolación del reino de Khorne se encuentra la Ciudadela de Bronce. Aquí, en el corazón oscuro de su reino, se encuentra el imponente asiento de poder del Dios de la Sangre. La escala insondable de esta fortaleza se burla de las montañas y es testimonio del poder del Señor de la Batalla. Sus colosales paredes están salpicadas de sangre y rematadas con almenas puntiagudas que atraviesan las oscuras nubes que eructan desde las fundiciones de Khorne. Vastas series de braseros cuelgan de crueles ganchos, derramando su resplandor ardiente sobre el páramo circundante.

Los muros de esta fortaleza monolítica son dentados, su inmensidad está cubierta de horcas de hierro y picos brutales. Sobre estos cuelgan los restos de los campeones asesinados en los pozos de combate de Khorne. Están ensartados, desollados y sangrando, por lo que sus goteos caen por las paredes bruñidas y se acumulan en el foso de sangre hirviendo que rodea esta terrible fortaleza.

Dentro de las paredes están los Campos de la Condenación. Cuando las Legiones de sangre no están luchando en los campos de cráneos o dentro de los Reinos Mortales, aquí es donde se ponen a prueba sin fin. Aquí es donde los Bloodthirsters se disputan la posición de los demás en la jerarquía, luchando ferozmente para mejorar su posición; Como todos los sirvientes de Khorne, sus Demonios Mayores no reciben nada gratuitamente y deben ganarse su lugar derramando sangre.

En el torreón central se encuentra el enorme salón del trono de Khorne. El aire aquí tiene el olor cobrizo de mil mataderos y la humedad visceral tiñe las armaduras de carmesí. Alrededor del perímetro hay ocho pilares titánicos que se elevan desde una alfombra de hueso hasta el techo abovedado de obsidiana. Alrededor de estas columnas merodea Karanak, el sabueso de tres cabezas de Khorne, y desde la parte trasera de la cámara llega el estruendo de los demonios hornos que trabajan en el yunque del Dios de la Sangre. Todo está iluminado por un fuego furioso, sus llamas alimentadas por las almas de los cobardes que huyeron de la batalla.

En el centro de la gran cámara hay una montaña de cráneos que crece más con cada ofrenda de los seguidores de Khorne. En la cima de este montículo espeluznante hay un gran trono de bronce. Es aquí donde el Dios de la Sangre se sienta y supervisa todo, sus ojos van y vienen de las guerras interminables de su propio reino a las innumerables batallas en los Reinos Mortales.

A lo largo de los siglos, Khorne ha sido testigo de innumerables conflictos. Largas eras de derramamiento de sangre han permitido que el Señor de la Batalla se fortalezca, colocándolo aún más por encima de sus rivales, pero no todo está bien. Las glorias de la Era del Caos terminaron con el regreso de Sigmar, y ahora que muchos de los pueblos de los reinos están libres de sus cadenas, la civilización está floreciendo una vez más. Este nuevo panorama le ha permitido a Tzeentch, el principal de los rivales del Dios de la Sangre en el panteón del Caos, abrirse camino hacia un mayor poder, ya que las ambiciones sociales siempre fueron su camino hacia el ascenso. A medida que las poblaciones se disparan, tampoco pasará mucho tiempo antes de que las plagas de Nurgle vuelvan a aumentar. La Gran Rata Cornuda sigue siendo indigna de la atención de Khorne, pero la reciente apuesta por el poder de Nagash no ha pasado desapercibida. Y una extraña llamada de sirena parece sonar fuera de la audición...

Fuentes[]

  • Reglamento Age of Sigmar (2ª edición), pág. 116
  • Battletome Blades of Khorne 2019
Advertisement