Sigmaroteca
Sigmaroteca

Lord-Celestant de los Hammers of Sigmar montado en un Stardrake

Los Lords Celestant son los líderes de las Cámaras de Ataque y Cámaras Extremis de las Huestormentas , guerreros excepcionalmente capaces que luchan envueltos en un halo de luz celeste y son respetados por su tenacidad y su destreza en combate aún entre los inmortales.

Descripción[]

Los Lord-Celestants son líderes natos, el centro furioso de cada tormenta. Atronando sus órdenes, son ellos quienes conducen Cámaras enteras de Stormcast Eternals a la refriega y los dirigen en la batalla, su furia implacable y su inquebrantable dedicación inspirando a los que los rodean. Sigmar no otorga ociosamente el título de Lord-Celestant, ya que en estos campeones más importantes imbuye las mayores porciones de su poder divino. No se miden solo por las habilidades de combate, aunque sus récords en el Gladitorium dice mucho de ellos. Para reclamar una posición tan venerada, un posible Lord-Celestant debe completar un desafío asignado por el propio Dios-Rey.

Lord-Celestant de los Celestial Vindicators

Estas pruebas finales son diferentes para cada aspirante, ya que nada queda oculto a la vista de aquel que los recompuso. En estas pruebas un aspirante a Lord-Celestant debe meditar, solo, mientras viaja a la oscuridad de su alma y se enfrenta a su miedo más íntimo, ya sea un enemigo tan tangible como un gigante voraz que alguna vez se alimentó de su pueblo cuando era joven, o un adversario tan abstracto como una sensación de fatalidad ineludible. Si el aspirante emerge tras haber superado su terror personal, habrá demostrado su derecho, sin ninguna duda, a dirigir una cámara de Stormcast Eternals. En teoría, el papel de los Lord-Celestant es mantenerse calmado y sensato, sin importar el extremo de la situación en la que Sigmar los haya arrojado. En la práctica, ellos también pueden verse atrapados en la agitada agitación de la guerra, ya que todos ellos son luchadores y cruzados de corazón. Cortan y golpean a sus enemigos con cuchillas rúnicas finamente forjadas o martillos de guerra brutales mientras dirigen a los guerreros a su disposición con la habilidad de un maestro táctico. El estilo de guerra que emplea cada Lord-Celestant depende de él, pero tanto si marcha codo con codo con su infantería como si se sube a un leal Stardrake, el enemigo seguramente estará condenado.

Lord-Celestant de los Hallowed Knights

Aquellos Lord-Celestant que emprenden la lucha a pie, como Lord Gardus de los Hallowed Knights, son especialmente queridos por aquellos a quienes dirigen. Estos líderes de hombres marcharán, caminarán penosamente, treparán, lucharán y morirán sin dudar junto a un Liberator recién creado o un mendigo humildemente devoto, porque saben que al sufrir junto a los que mandan, ganan más en lealtad y respeto que al impartir sus órdenes desde lejos. Cuando tales campeones llaman a sus guerreros a vengarse de sus parientes caídos, se produce un gran grito, y la furiosa tormenta de retribución que llueve sobre el enemigo puede romper una línea de batalla en cuestión de segundos.

Los Lord-Celestant que acuden al campo sobre Dracoths generalmente lo hacen para liderar la carga de un ala de caballería, como los Eslabones de las Cámaras Extremis. Estas consumadas fuerzas de choque capaces de atravesar hordas blindadas de Blood Warriors o incluso brutales Ogors. Incluso han llegado a salir triunfantes al cruzar sus espadas contra los jinetes de la Varanguard, la élite elegida de Archaon. Los jinetes de Dracoth que lideran fuerzas de infantería, como el siempre seguro Lucaros Proudblade de los Leones de Sigmar​ , inspiran con su presencia dominante a los que los rodean para que la idea de la derrota sea desterrada.

Lord-Celestant de los Hammers of Sigmar junto a un Stardrake

Los Lord Celestants que cabalgan a la guerra a lomos de las grandes bestias conocidas como Stardrakes son sin duda los más impresionantes de su clase. Todos los ojos se vuelven hacia ellos mientras descienden desde lo alto en un borrón de esencia etérea, y la inmensidad de sus corceles escamados les da el porte de semidioses. Desde sus monturas adornadas, estos señores claman desafíos contra los enemigos de Sigmar. Su grandeza es tal que muchos adversarios se han negado a tomar el guante y, en comparación, parecían gusanos débiles y cobardes, perdiendo así el respeto de aquellos a quienes trataban de comandar y rompiendo la fuerza de su espíritu de guerra recibir siquiera un solo golpe. Estos Lord-Celestants tienen un aura de mando tan poderosa que incluso los hijos de Dracothion los reconocen como señores y maestros, luchando aún más en su presencia.

Todos los Lord-Celestant son figuras asombrosas y temibles. Para la gente de los reinos, son campeones enviados desde los Cielos, tan efervescentes con la fuerza sagrada de Sigmar que tienen poco o nada en común con las personas que salvan de las garras del Caos. Para los enemigos de Sigmar, son una venganza inevitable hecha carne: implacable, incognoscible y tan dura como el acero templado. Si las hordas de demonios de los Dioses Oscuros son capaces de sentir algo tan humano como el miedo, está encarnado en la forma del Lord-Celestant.

Lord-Celestant de los Hammers of Sigmar montado en Stardrake combatiendo contra un Devorador de Almas

Con las huestes de Sigmar luchando a lo largo y ancho de los Reinos, hay muchos Lord-Celestant que se han hecho un nombre, tanto dentro como fuera de las Huestormentas. Lord Illuminos de los Gleaming Spears, conocido por muchos como el Salvador de Thraesh, derrotó a una docena de campeones de la Brazen Host uno por uno fuera de las puertas de esa ciudad sitiada. Aunque murió al final, mantuvo los ojos de esa horda conquistadora sobre él, ganando tiempo para que los Scourge Privateers de la ciudad llegaran a los muelles y lanzaran un ataque aplastante desde las dunas de arena cercanas.

Lord Victrian Cyrocco de los Tempest Lords jugó un papel fundamental en la liberación de los Páramos de Ceniza de Aqshy y es el primero en admitir su propia soberbia, aunque moderada por la humildad de los verdaderamente nobles. Victrian es un líder generoso: legó la tradicional herencia de la dinastía de los Cyroccan, la espada del rey, a su escudero Xedurio hace mucho tiempo a favor del martillo de su hogar. Él es experto en combate, pero en los últimos años se ha centrado en el papel de estratega en lugar de campeón. Siempre un gran estadista, Victrian es un fluido orador en una gran cantidad de idiomas mortales, y el tapiz de la diplomacia marcial con el que ha vinculado las nuevas ciudades del Gran Erial podría considerarse su contribución más duradera al surgimiento del nuevo orden de Sigmar.

Brutos Gargantson, de los Astral Templars, es tan peludo y malhumorado como Ursricht, el propio Oso Blanco, pero con un gran hacha en la mano es un guerrero tan mortal como cualquiera en las Huestormentas de Sigmar. Al final de la batalla, cuando conduce su Cámara Guerrera de regreso al Valorhall en las afueras de Gnarlwood, Lord Brutos cuelga personalmente el trofeo de su nueva victoria en las paredes cubiertas de escudos del salón de festejos, ya sea una cabeza de Mutalith cortada, la gran hacha de un Shaggoth o la corona de un tirano asesinado. Se desploma en su trono, frunciendo el ceño mientras sus hombres celebran, porque solo es feliz en el frenesí salvaje del combate cuerpo a cuerpo. Con la siempre presente amenaza del Caos, nunca está inactivo por mucho tiempo.

Armamento y Montura[]

Lord-Celestant de los Hammers of Sigmar montado en un Dracoth

Los Lord-Celestant que combaten a pie suelen combatir con una Espada Rúnica de Sigmarita y un Martillo de Guerra de Sigmarita.Visten una Capa de Guerra de Sigmarita con la que pueden convocar una furiosa tormenta ded magia letal almacenada en sus adornos, generalmente con forma de martillos. Visten una Armadura de Sigmarita profusamente decorada similar a las de tipo Bastión.

Los Lord-Celestant que luchan a lomos de un Dracoth suelen ir equipados con un Martillo Tempestos, un Hacha de Trueno, un Martillo Relámpago o un Espadón Azotatormentas. Portan asimismo un Escudotrueno de Sigmarita. Sus Armaduras de Sigmarita, además de mostrar la decoración propia de su rango, suelen ir cubiertas con una capa de piel similar a la de la Dracothian Guard y sus cascos lucen un largo penacho del color representativo de su Cámara.

Los Lord-Celestant que acuden a la batalla sobre un Stardrake suelen ir armados con un Martillo Celestine o un Filo de la Tempestad, y portan un Escudotrueno de Sigmarita. Sus armaduras están ornamentadas siguiendo un estilo similar al del resto de Lord-Celestant.

Lord-Celestant Conocidos[]

(en construcción)

Se listan aqui los Lord-Celestant Conocidos, indicando el nombre de su Cámara y Huestormenta de origen:

  • Sargassus Heavenhost: Lord-Celestant de los Heavenhost, Cámara Guerrera de los Hammers of Sigmar

Miniatura[]

Fuentes[]