Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Encorvado bajo el peso del hacha del verdugo y la horca, el Verdugo Espectral (Lord Executioner en inglés) es un asesino macabro. Enviado a reclamar las vidas de quienes evitaron la fría justicia de Shyish, los espíritus de los ejecutados injustamente flotan a su alrededor, gimoteando angustiados en la noche.

Descripción[]

A diferencia de muchos Nighthaunt, el Lord Executioner imparte justicia en lugar de ser un criminal que la desafía. En vida fueron vistos con temor, igual que en la muerte, porque su vocación era la de verdugo, su deber decapitar o ahorcar a quienes burlaban las leyes de su reino. La suya fue una labor a la que se volcaron en cuerpo y alma, incluso con satisfacción. Algunos de estos verdugos se enamoraron de su oficio, capaces de matar en el nombre de la ley y el orden, pero también de satisfacer su propio afán de poder. Hacia el final de su carrera, ya no se planteaban siquiera si aplicaban el castigo justo en cada caso concreto.

Todo Lord Executioner tiene sangre inocente en las manos, y se le ha hecho pagar un millar de veces por ello. El primero, Vholdian Keranus de Elixia, es famoso por haber ahorcado a un millar de criminales, pero nunca a alguien de su propia ciudad. Hacia el final de su vida, a Keranus le enfermó el infinito chasquido de las tráqueas y los gorgoteos de las cabezas decapitadas. Pese a no admitirlo nunca, llegó a temer las apariciones de ojos saltones y lenguas salidas que poblaban sus sueños y sus meditaciones acerca de la naturaleza de la muerte. Se retiró tras una larga carrera, para fastidio de su señor Varastis el de Terciopelo. Pero no pudo dejar atrás su legado.

Años más tarde, Keranus se vio arrastrado entre gritos del hogar de su familia en las montañas de Elixia, arrancado de la cama por los familiares de un hombre inocente al que había ejecutado. Lo cegaron con un hueso de punta afilada y lo colgaron de sus propias entrañas.

Al despertar como espíritu atormentado en las Montañas Baldías, la ira y la desesperación de Keranus fueron tan intensas que Nagash le infundió una vida nueva como verdugo no-muerto. Lo envió de vuelta a los Reinos Mortales para que reclamase las vidas de héroes y reyes que desafiaban a Nagash o a sus Mortarcas, y Keranus adoptó con gusto su nuevo papel.

Todo verdugo espectral es llevado constantemente al borde de la locura por los cráneos parlantes de los inocentes que ejecutó en vida. Estos espíritus no se limitan a hostigar a su asesino, sino que protegen su existencia ante amenazas esotéricas, dispersando hechizos y armas mágicas en el último momento. Lo hacen para asegurarse se que a su asesino no se le permite huir de su propia sed de sangre, y para recordarle que quienes burlan las leyes de la justicia por interés propio pagan un alto precio.

Armamento[]

Todos los Verdugos Espectrales llevan un enorme Hacha Decapitante.

Miniatura[]

Fuentes[]

  • Death Battletome: Nightgaunt (2.ª Edición).
    • Pág. 28
    • Pág. 79
  • Batalla de Forjaglymm (2ª Edición).
Advertisement