Lumineth-0.jpg

Los Lumineth son maestros de la magia. Gracias a su inconmensurable habilidad salvarán a los Reinos Mortales del desastre sin importar el coste. Solo los Lumineth serían lo bastante arrogantes para reclamar el título de Señores del Reino, sin embargo, tal es el estrecho vínculo que han forjado con Hysh que se han ganado ese derecho. Sus inmaculadas compañías brillantes luchan como una sola, mientras que los guerreros devotos de sus Templos Aelementiri invocan a espíritus guerreros elementales para prestarles poderes sobrenaturales e incluso luchar junto a ellos.

Historia[editar | editar código]

Despertar en Hysh[editar | editar código]

En la Era de los Mitos, Tyrion despertó en Xintil, en el corazón de Hysh. El poder que había absorbido anteriormente del viento de Hysh le había convertido en un dios de la luz. Exploró en solitario los diez paraísos de Hysh, y durante estos viajes pudo oír la voz de su hermano en el viento. Ansioso por encontrarlo, viajó al perímetro hostil y llegó al borde del reino. Sus ojos se derritieron por la intensidad de la luz, pero llamó la atención del espíritu elemental de la luz que ocupa la región y brilla como el sol del resto de reinos. Encontraron una causa común, aunque Tyrion no recordó nada del encuentro y despertó en el centro del reino junto con su hermano Teclis. Los dos se habían convertido en mitades gemelas del mismo poder divino, que, en cambio de estar dividido o disminuido, se vió reflejado y ampliado. Tyrion descubrió que podía ver a través de los ojos de su hermano, y este le enseñó a ver los reinos a través de su percepción extrasensorial.

El Panteón de Sigmar[editar | editar código]

Tyrion y Teclis vagaron juntos por Hysh hasta que encontraron a Sigmar. Grande fue su alegría por eeste reencuentro, y forjaron una alianza  iniciando el Panteón de Sigmar.

Teclis le ofreció como obsequio a Sigmar los Ingenios de Iluminación, unos artefactos con la luz de Hysh que ayudaría a iluminar las mentes de los ciudadanos de los Reinos Mortales incentivando así el crecimiento de las nuevas civilizaciones. Posteriormente Sigmar convertiría estos ingenios en los Penumbral Engines, disgustando enormemente a Teclis y a su hermano.

Captura de Slaanesh[editar | editar código]

Sin embargo apenas quedaban Aelves, y estos se encontraban principalmente en Azyr. El resto aparentemente habían sido consumidos por Slaanesh durante la destrucción del Mundo-que-fue, pero Tyrion y Teclis no perdieron la esperanza y marcharon a Shyish buscando un lugar en el que puedan estar las almas de sus parientes perdidos. Unos misteriosos monjes les explicaron que un ser conocido como Malerion también buscaba las almas de los Aelves, reconociendo a este como un compatriota del Mundo-que-fue. Descubrieron además que ni Tyrion podía ir a Ulgu ni Malerion podía ir a Hysh, pero podían reunirse en Shyish, de manera que los monjes los llevan a la localización en que se encontraba Malerion. Tras comprender que Hysh y Ulgu estaban ligados, deducieron que debía existir un subreino penumbral entre ambos, y fue gracias a esta metalógica que descubrieron Uhl-Gysh. Así se inició la portentosa tarea de atrapar a Slaanesh, la temible deidad del Caos que había consumido a prácticamente toda su raza y que se encontraba realizando una digestión milenaria en un paradero oculto. Colaboraron en este plan colosal Tyrion, Teclis, Malerion y Morathi, y sabemos que varias de estas deidades se ofrecieron como cebo atrayendo a la maligna deidad a una titánica trampa con la que la consiguieron encadenarla. Tras atrapar a Slaanesh empezaron a extraer almas de su interior, repartiéndoselas entre ellos.

Slaanesh atrapado en su titánica prisión

Los Lumineth[editar | editar código]

Tras un fracaso inicial al crear los Aelfos conocidos como los Cythai, Teclis no cesó su intento de crear una nueva raza, creando a los Lumineth, la más estable de las razas creadas a partir de las almas extraidas de Slaanesh. Esta nueva raza de Aelves se estableció en Hysh, donde poco a poco florecieron en una tierra paradisíaca de perfección geométrica haciéndose poderosos y sabios bajo la influencia de sus dioses gemelos.

Los Lumineth crearon una cultura de perfeccionamiento e innovación en todos los paraisos de Hysh a excepción del más externo. Algunos alcanzaron un alto nivel de perfeccionamiento mental, otros viajaron por los reinos cartografiando y adquiriendo conocimientos de botanica, biologia, historia y demás. No mataban a las criaturas hostiles que encontraban, si no que intentaban adiestrarlas y si no era posible las dejaban libres o las enviaban a otros reinos si eran muy peligrosas. Resulta para ellos un juego de niños aprender nuevos idiomas, ciencias o artes. Incluso son capaces de alcanzar la maestría en los mayores talentos con solo unas semanas de estudio. Dada la importancia que dan a la estetica, sus ciudadelas y palacions se vuelven más altas y ambiciosas con el paso de los años. 

Al haber eliminado las principales amenazas de Hysh, buscan superarse en los diferentes campos que trabajan, creandose rivalidades amistosas que buscan constantemente mayores cotas de perfeccionamiento. 

Descubrimiento del Aetercuarzo[editar | editar código]

Teclis el iluminador, dios del conocimiento

Fue entonces cuando Teclis descubrió como crear el Aetercuarzo. La piedra del reino de Hysh se transmuta a partir de la magia del reino, que en lugar de sedimentar aparece como rayos de energia que son casi imposible de atrapar mientras cruzan el firmamento. Los que entran en contacto con el Aetercuarzo pueden absorber su poder e iluminacion y pasar a estar iluminados en cuerpo, mente e espíritu. Entonces, el Aetercuarzo se oscurece absorbiendo las emociones del usuario y reemplazando una energia con la otra. Durante la Era de los Mitos los Lumineth fabrican con Aetercuarzo joyeria o empuñadura de espadas, e incluso los portan como piercings o debajo de la lengua para absorber su poder. Los cristales utilizados se depositan en el pozo de la ciudad de Cathartia.

De la Oscuridad a la Luz[editar | editar código]

El exito y progreso desenfrenado que obtienen los Lumineth gracias al Aetercuarzo tiene un efecto toxico en su psique. La competitividad entre ellos se vuelve feroz, y la lucha por acaparar el mercado de materia prima de Aetercuarzo se vuelve intensa. Las intrigas y los juegos se convierten en artimañas y sabotajes, pero nadie se atreve a admitir estos hechos. Muchos dejan de dormir para no perder tiempo aprovechable para continuar con sus progresos, y las competiciones se vuelven más abiertas y agresivas. Algunos desean que su torres sean las mas altas, otros tener a más oyentes en sus lecturas. Las obras de arte son cada vez más impresionantes y ambiciosas, y se construyen objetos arcanos de increible poder. Los magos, videntes y taumaturgos crean hechizos de un poder tan destructivo que pueden desenmarañar el propio tejido de la realidad. Juran no utilzar jamás estas devastadoras armas, y que son medidas preventivas ante un posible advenimiento de las fuerzas del Caos. Pero bajo los modos civilizados de cada debate hay matices afilados como espadas. En el borde del subsconsciente de las psiques de aquellos más obsesionados con la búsqueda de aeterquarzo, los susurros de Slaanesh se convierten en palabras y luego en inquietantes sugerencias. Estas las almas miraban oscuramente a sus rivales, siempre atentos a las debilidades y explorando en secreto formas de llevar ellos bajo.

Cuando un compositor acusó a su rival de tener una musa demoniaca, empezó un ciclo de acusaciones que derivó en una escalada violenta que terminó con las torres de los dos rivales derruidas. Tyrion y Teclis se encontraban fuera del reino, confiando en el buen hacer de sus creaciones, pero no podrían haber estado más equivocados. Las acusaciones cruzadas de demonología entre escuelas rivales continuaron. Aunque eran infundadas, la mención de la influencia demoníaca aumentó la paranoia en la sociedad Lumineth. En pocas semanas se iniciaron ataques mágicos en todas las provincias de los Aelves. Aunque los hechizos inicialmente se conjuraban para denigrar al oponente, pronto alcanzaron un carácter letal. Se inició una feroz escalada en la que los Lumineth utilizaron los más poderosos encantamientos y artefactos que poseían, incluso los que juraron no utilizar jamás.

El Ocari Dara[editar | editar código]

El Ocari Dara fue un punto de inflexión en la historia de los Lumineth

El cataclismo mágico que siguió es conocido como el Ocari Dara o la Caída de la Aguja.  Con una sola palabra de poder se destruyeron palacios enteros, y algunos conjuros arrasaron ciudades enteras. Las propias tierras sufrieron a causa de las energías desatadas, y en algunos lugares se abrió el velo de la realidad, abriendo las puertas al Reino del Caos. Por estas rendijjas llegaron los demonios de Slaanesh, aumentando la devastación. En algunas islas de cordura los Lumineth contraatacaron, pero la gran mayoría de Hysh fue consumida por la guerra civil y la invasión demoníaca. 

Retorno de Tyrion y Teclis[editar | editar código]

El reino habría sido consumido si no hubiera sido por la participación de Tyrion, el cual lideró la defensa del reino contra centenares de incursiones del Caos. Por su parte Teclis estuvo desaparecido. La mente del Archimago voló hacia la Luna de Hysh, Celennar, y consiguió entablar contacto con su espíritu. Consiguió convencerla de la necesidad de combatir a la amenaza del Caos, y un mes más tarde volvió junto a su pueblo acompañado por una esfinge que personificaba el espíritu de Celennar. Teclis tomó a los más desinteresados y arrepentidos entre los Lumineth, aquellos que buscaban una vía para luchar contra la obsesividad que había estado cerca de condenar a su raza. Estos aprendieron a vincularse con el propio reino, fundando los Templos Aelementiri. Estos aelves abandonaron sus posesiones materiales, preconcepciones y estructuras de conocimiento para vincularse con el rio, la montaña, el viento o el zenith. 

Se inició así la guerra de la Reinvención. Tyrion declaró el Decreto Tyrionico, por el cual se creó la hueste armada de los Vanari. Se logró en un principio contener a las fuerzas invasoras, y pronto se reconquistaron regiones. Aquellas que habín estado cerca de su destrucción fueron satificadas y estabilizadas con vastos simbolos geománticos inscritos en las tierras.

La Era de Sigmar[editar | editar código]

Los Lumineth no participaron en las Guerras por los Portales, puesto que aún sufrían los estragos de sus guerras de liberación. Cuando llegó la Era de las Tribulaciones, Teclis sintió que Nagash estaba preparando algún poderoso conjuro y situó torres protectoras de Aetercuarzo en las principales ciudades Lumineth. Tras el Necroseísmo los Lumineth sufrieron ataques de muertos vivientes, pero gracias a las protecciones ideadas por Teclis consiguieron mantenerse firmes ante esta amenaza.. Por su parte el Arcanum Optimar pobló el reino de entidades mágicas depredadoras. Este desorden mágico tuvo un profundo efecto en la pisque Luminet. Resultó obvio que no se podía confiar en que los otros reinos cuidaran de sus asuntos y, con tiranos capaces de alterar la realidad como Nagash . los Lumineth ya no se podían permitir el lujo de su anterior aislacionismo.

Temiendo que Slaanesh puediera haberse liberado parcialmente tras el Necroseísmo, Tyrion y Teclis parlamentaron con Malerion y Morathi. Tyrion y Malerion coincideron en que no había nada de que preocuparse, pero Morathi advirtió de la posibilidad de una liberación de Slaanesh y sus palabras fueron escuchadas atentamente por Teclis. Tras parlamentar con Celennar, Teclis  decidió liderar una campaña en el resto de Reinos Mortales.

Organización Militar[editar | editar código]

Logo lumineth 1.jpg

A partir del momento en el que Tyrion declara el Decreto Tyrionico cada una de las naciones de Hysh mantiene hueste armada Vanari. Estos ejéritos cuentan con un exhaustivo entrenamiento en teoría militar y están dirigidos por los magos de la casta Scinari. Buscan hermanar la magia del espíritu con la excelencia de el cuerpo, al igual que los dioses Teclis y Tyrion reflejan dos lados de una misma alma. En los ejércitos de los Vanari podemos encontrar principalmente infantería y caballería.

El cuerpo principal de muchas huestes se ve reforzado por los Templos Aelementiri, que luchan en sus propios términos pero invariablemente funcionan en concierto con el resto del ejército Lumineth.

Filosofía[editar | editar código]

Las enseñanzas de los Lumineth se focalizan en la adquisición del mayor conocimiento, y son poco a poco formalizadas en el Teclamentari, o Escalera Tecliana. Cada peldaño de esta escalera consiste en una etapa de maestría sobre el alma y la mente. Para graduarse y pasar de un peldaño al siguiente es necesario pasar agotadoras pruebas mentales que pueden minar la cordura de los aspirantes. Aquellos que alcanzan los mayores peldaños llegan a estar tan iluminados que parecen etéreos, resplandeciendo lliteralmente con su conocimiento. Se dice que alcanzar el zenith del Teclamentari  es ascender a un plano superior, aunque ni siquiera Teclis ha conseguido dicha proeza.

Durante la Era de los Mitos, los Lumineth competían entre sí para demostrar su mayor capacidad basándose en la Escalera Tecliana. Tras la Reinvención los Lumineth empiezan a buscar nuevas formas de iluminación no basadas en la exaltación del ego para no caer nuevamente en los errores del pasado. La aparición de los Templos Aelementiri resultó crucial para este cambio de paradigma y actualmente los Lumineth centran su sistema filosófico en su mandala rúnico, conocido como el Hysha-Mhensa. Este representa la unión de los cuatro pirincipales elementos de Hysh y la fuerza que se puede obtener al combinarlos para la misma causa. Estos elementos son la montaña, el viento, el río y el zenit. Generalmente un guerrero o mago considerará a uno de estos elementos como su patrón, y sólo Tyrion y Teclis tienen la fortaleza suficiente como para forjar lazos con espiritus de cada uno de los elementos.

Leer Más[editar | editar código]

Rangos Lumineth

Tropas Lumineth

Personajes Lumineth

Templos Alarith

Teclamentari

Hysha-Mhensa

Templos Aelementiri

Fuentes[editar | editar código]

  • Tomo de Batalla: Lumineth Realm-Lords (2020)

Enlaces Externos[editar | editar código]

Descargas[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.