Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Magister tzeentch.jpg

Enarbolando el poder de la magia pura para sembrar el cambio en el campo de batalla, un Magister es un hechicero de alto rango en un Culto Arcanite. Son reservados, inteligentes y tan ambiciosos que no se detendrán ante nada para llevar a su culto a la victoria y para avanzar aún más en su camino a la gloria.

Descripción[]

Los Magisters son poderosos Hechiceros del Caos que tiempo atrás vendieron sus almas al servicio de Tzeentch. Sus símbolos incluyen un báculo rúnico de Tzeentch y una espada de acerowarp, junto con  un montón de mutaciones a placer del Arquitecto del Destino, incluyendo un tercer ojo, erizadas plumas e incluso balbuceantes caras incrustadas en su torso. Tal es el favor que tienen de su dios que pura magia fluye por sus venas, permitiéndoles probar la mismísimas esencias del Caos y obtener poder mágico. Cuando abrazan tan potentes energías, surgen sílabas arcanas de los labios del Magister en un torrente continuo, y sus manos trazan en el aire misteriosos símbolos con una velocidad imposible de seguir con la vista. Los Magisters que beben demasiado profundo de esta fuente de energía mágica se transforman en un Engendro descerebrado, pero solo unos pocos consiguen el don definitivo, la ascensión a la daemonicidad y el estatus de Príncipe demonio. Este es un logro tal que el Magister manipulará sin escrúpulos a quien sea para conseguirlo, incluso a los miembros de su propio culto.

El papel de un Magister varía según el culto al que pertenezca. Muchos son los líderes indiscutibles de su culto, mientras que otros comparten el mando con otros miembros de la cábala de su culto. Independientemente de su posición, el título de un Magister siempre será grandioso, como Gran Visir del cambio, Potentado exaltado de las transformaciones o el Guardián de las ilusiones. Muchos se han infiltrado en las ciudades de Sigmar, algunos en lugares protegidos por maleficios y otros disfrazados por medios oscuros para pasar por un ciudadano. Igual que su patrón, también son pacientes, calculando los tiempos y aumentando sus fuerzas mientras siembras las semillas de la corrupción. El tiempo de atacar abiertamente se acerca, y cada Magister desea ganar toda la gloria (y las recompensas resultantes) posibles en nombre de Tzeentch.

Magisters en Disc of Tzeentch[]

Los Magisters que establecen su base de poder en las regiones más contaminadas por el Caos de los reinos, o aquellos que simplemente se deleitan con la destrucción poco sutil de sus enemigos, unen a los Screamers a su servicio como Disc of Tzeentch. Esta no es una tarea fácil, y los Magisters demasiado confiados a menudo se ven destrozados por el demonio primordial que buscaban controlar, ya sea por un error en sus propios preparativos rituales o por las maquinaciones de un subordinado ingenioso.

Aquellos que tienen éxito son recompensados ​​con un modo de transporte rápido y una ventaja mortal en la batalla por igual. Desde lo alto del cuerpo circular de la criatura, el Magister puede desatar ruinosos hechizos de destrucción, mientras que los enemigos que se acercan demasiado son cortados en cintas por los afilados dientes y cuernos del Disco mientras gira sin pensar a las órdenes de su maestro.

Fuentes[]

Advertisement