Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Nota de Traducción: Con el fin de facilitar y agilizar la lectura, se ha sustituido el nombre utilizado en el juego para esta unidad por su traducción utilizada en las novelas de Age of Sigmar o en el antiguo Warhammer Fantasy.

Morghast.jpg

Conocidos antaño como Hammurai, los heraldos alados de Ptra, Dios de la luz, fueron enviados a destruir al Gran Nigromante. Cuando fallaron, Nagash tomó sus cuerpos destrozados y creó una hueste de vasallos sintientes para liderar sus ejércitos. Así nacieron los Heraldos Morghasts,

Los Magos de la Muerte suelen conocer hechizos como Invocar a los Heraldos, con el que convocar a estos seres para de que les ayuden en combate.

Armamento[]

Poseídos por la fuerza de semidioses, los Heraldos Morghast blanden Espadas Esprituales creadas en la forja solas de Ptra tiempo atrás que brillan con la energía espiritual de los caídos, mientras las almas atrapadas en ellas intentan atraer a otros a compartir su destino.

Descripción[]

Los terribles rituales nigrománticos que dieron origen a los Morghasts tienen muchas similitudes con los procesos de artesanía anímica y oseomancia. Estas temibles creaciones están destinadas a promover los dictámenes de Nagash a través de la intimidación. Son creados como reflejos retorcidos de las criaturas angelicales que vuelan a través de los tramos más altos de las bóvedas Hyshianas, aunque donde esos santos eidolones personifican la luz, la energía y la pureza, los Morghasts encarnan malicia mórbida y ferocidad inhumana. Casi impermeables al armamento mortal, su materia ósea es tan densa que sus formas esqueléticas pueden embotar incluso las hachas de acero. Dentro de sus cajas torácicas cavernosas se encuentran los cráneos de magos y videntes asesinados, cada uno un depósito de poder arcano que permite a los Morghasts obtener un suministro de energía casi inagotable. Se los ha visto en mayor número desde la formación del Nadir de Shyish, lo que ha llevado a muchos de los generales de Sigmar a sospechar que Nagash ha otorgado los secretos de su construcción a los Ossiarch Bonereapers. Esta es una perspectiva sombría, ya que incluso en pequeñas cantidades, los Morghasts pueden causar una terrible masacre a sus enemigos.

Mientras que el deber del Morghast Archai es proteger, el papel del Heraldo es destruir. Estas inminentes criaturas se extienden por delante de los ejércitos de la Muerte, lanzando una fría garra de miedo en el corazón de cada mortal que los presencia. Con una estatura y aspecto desalentador, su apariencia transmite un mensaje por encima de todos los demás: aquí, Nagash reina. Todos los que lo desafíen serán asesinados y rehechos como parte de su imperio sin vida. Blandiendo una alabarda espiritual o una espada espiritual en cada mano, estos horrores alados se abalanzan sobre el enemigo antes de girar y saltar en un torbellino de cuchillas, un shock terrible para aquellos que los consideraron lentos y deliberados. Como heraldos del Todopoderoso Nagash, cuentan el terror entre sus armas, deleitándose sombría y silenciosamente en los gritos de esas criaturas vivientes que fueron creadas para destruir.

Fuentes[]

Advertisement