Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Mortisan soulreaper.jpg

Donde el Boneshaper crea, el Soulreaper destruye. Es la tarea sagrada de esta siniestra orden separar a los espíritus de los vivos, ya que los Ossiarch no reciben fuerza solo de los restos físicos. Así como sus compañeros Mortisans aprovechan los huesos de los muertos, los Soulreapers deben cosechar las almas que expiran.

Aunque ellos mismos han sido fabricados a partir de almas de seres instruidos en la magia nigromántica, los Soulreapers a menudo son considerados los menores entre los Mortisans, ya que no pueden crear. En su momento fueron despreciados por los Soulmasons y Boneshapers de su organización tripartita. Se dice que la primera de su clase, la bruja de la vida Tomar Venta Kheph, gritó tan fuerte tras su reencarnación como Soulreaper que las ventanas de Cristalumbrío del santuario de Nagash se agrietaron como cráneos fracturados, y que él no ha olvidado su desprecio. Sin embargo, su potencia en tiempos de guerra les ha hecho ganarse una reputación letal. 

La magia de los Soulreapers, centrada en la destrucción en lugar de la renovación, puede desgarrar el espíritu de un enemigo distante en un vórtice aullante de magia Shyishiana. Est luego es capturada dentro de una trampa de alma hueca para su posterior procesamiento. Robar un espíritu poderoso es un acto arriesgado. Hace mucho tiempo, el Soulreaper Tua’ghreph fue poseído por el alma de un poderoso mago aelven que pretendía cosechar, y balbuceó una corriente de hechizos devastadores que causaron estragos entre sus propias filas. Desde esa calamidad mágica, muchos Soulreapers han sido diseñados sin bocas.A corta distancia, los Soulreapers son aún más letales, sus guadañas arrancan el ánima de sus enemigos cuando su cadáver biseccionado cae al suelo. El Soulreaper hace todo esto sin emitir ningún sonido, pero el chillido del alma de su enemigo al ser arrancada de su cuerpo ya dice suficiente por él.

Fuentes[]

  • Tomo de Batalla: Ossiarch Bonereapers
Advertisement