FANDOM


Muchos Ojos Sigmaroteca

El Muchos Ojos, uno de los Invocadores Demacrados

El Muchos Ojos es uno de los Invocadores Demacrados, discípulos de Tzeentch y siervo de Archaón, el Elegido de todos los Tiempos del Caos y el Exterminador de Mundos. Es un observador de visiones aún no vistas.

La visión de El Muchos Ojos llega muy lejos, ya que veía lo que los Dioses hacían. Era los ojos de Archaón. Su mirada atravesaba los Reinos Mortales. Buscando. Buscaba aquellos que se convertían en gigantes entre hombres, guerreros ya predispuestos a caer en la ruina, ya que ansiaban un cometido mayor y un oscuro servicio. Y no había señor de guerra del Caos más grande que el Elegido, porque Archaón era el Gran Mariscal Exaltado del Apocalipsis.

El Muchos Ojos no se perdía nada. Veía a través de los vivos y los muertos, lo inhumano e inanimado, e incluso a través de los ojos de demonios, centelleante desde las sombras.

Monedas caidas de los párpados abiertos de aquellos cadáveres en piras funerarias o estatuas que parpadeaban el polvo de sus pétreas orbes eran ejemplos de catalejos por los que el gran hechicero observaba. Incluso podía ver el ojo de la mente, donde el juego de imágenes que había en la oscuridad de detrás del rostro. Pudiendo ver las memorias agitadas del pasado, los secretos guardados y las fantasías imaginadas.

El hechicero demoníaco buscaba guerreros valiosos para llevar los aceros y armaduras de su maestro, indagando el potencial más oscuro que habitase entre un mar de carniceros, corruptos, desviados y engendros de brujas. Verdaderos parangones del Caos, al igual que Archaón, Caballeros de la ruina, dispuestos para la invitación del Elegido, en símbolo, señal o visión, para que pudiera pasar su prueba y así unirse a sus filas siniestras -la viva personificación armada de la ira de Archaón, sobre los Reinos Mortales.

Fuentes Editar

  • The Realmgate Wars: Call of Archaon #2. Eye of The Storm, por Rob Sanders.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.