Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Nave templo.jpg

Las naves cósmicas de los Seraphon son muy diferentes de las naves con las que las otras razas navegan por los océanos. Sus flotas son más parecidas a ciudades flotantes enteras lanzadas al cielo, repletas de todo tipo de tecnologías extrañas y arcanas. Debajo de las majestuosas pirámides y los obeliscos místicos hay grandes motores estelares e instrumentos transformadores de mundos cargados con fuerza mágica para ser empleados bajo el mando de los Slann.

Las Naves-Zigurat normalmente se ciernen sobre los tramos superiores de Azyr o atraviesan la oscuridad del vacío etérico. Cuando los guerreros atacan, Portales del Reino miniaturizados son abiertos mediante la tecnología de los Ancestrales para enviar a los Seraphon directamente a los reinos más allá. La luz cegadora de estos rayos de teletransportación a menudo se malinterpreta como proyectada directamente desde las estrellas, y contribuye a la creencia frecuente de que los Seraphon Nacidos de las Estrellas son completamente manifestaciones de Azyr.

La geometría de estas naves-fortaleza está más allá de la comprensión de los mortales, aunque las mentes ordenadas y racionales de los Seraphon se han adaptado bien para navegar por sus confines. Dentro de cada Nave-Zigurat, lo científico se mezcla con lo arcano y lo primitivo de una manera casi perfecta. Estelariums y planetarios dominan cámaras enteras, a través de las cuales los videntes de los Seraphon observan el tapiz de los cielos y adivinan los caminos del futuro. Las paredes cubiertas de glifos están repletas de circuitos serpenteantes. Los sellos de protección iluminados por las estrellas marcan la entrada a vastos criaderos, donde se incuban filas tras filas de huevos, la próxima generación de monstruos reptiles criados por los Seraphon, atendidos por cuadrillas de inquietos manipuladores Eslizones .

La mayoría de los Seraphon a bordo de una Nave-Templo residen dentro de las cámaras del mundo. Un producto de los místicos Realmshaper Engines de los Ancestrales, estos entornos sofocan con calor tropical y sus cuencas están llenas de espesas junglas y ríos serpenteantes. Aquí los Seraphon viven y cazan cuando no están en guerra. Desde balcones escalonados y puentes de estrellas brillantes, los Sacerdotes Eslizones observan a sus parientes, marcando a aquellos destinados a la grandeza.

En lo profundo de muchos Navíos-Templo se encuentran los pozos de desove. Estos lagos esmeralda brillan con magia Azyrita, la luz de las estrellas bailando eternamente a través de su superficie inmóvil. Al girar grandes ruedas y presionar placas doradas en secuencia, los Seraphon alimentan energías insondables en estas piscinas, dando vida a nuevas generaciones de sus parientes. Los estanques de desove tienen un valor incomparable para los Seraphon, ya que son el medio a través del cual producen nuevos guerreros para luchar contra el Eterno Enemigo. Los campeones Saurios vigilan la entrada a estas cámaras sagradas, y muchas flotas de Nacidos de las Estrellas eligen permanecer en medio de los cielos simplemente para asegurarse de que estos motores de la vida se mantengan más allá de la codicia de los astromantes y demonios que buscan estudiarlos o despojarlos.

Fuentes[]

  • Tomo de Batalla: Seraphon (2020)
Advertisement