Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Necrofagos cripta.jpg

Estos hediondos babean con sus bocas llenas de colmillos pútridos y en hordas de silban su adulación por su rey. Se escabullen a la batalla bajo sus órdenes, con sus garras astilladas desgarrando el suelo mientras sus fauces se abren en toda su plenitud anticipando con ansiedad el próximo festín.

Descripción[]

Ghoul (Necrófago) es una palabra conocida en casi todos los rincones de los Reinos Mortales. Estas viles criaturas componen la mayoría de los ejércitos de un rey necrófago aberrante y tienen un apetito por la carne repulsivo e insaciable. Infectados por la locura del Rey aberrante, los necrófagos de la cripta más fuertes sirven en la corte del rey, cuanto más se acrecienta su locura. Pronto, dejan de verse a sí mismos como monstruos, o considerar el canibalismo como una aberración al orden natural. Se creen soldados de a pie de la corte del rey o exploradores avezados que van por delante de sus ejércitos.

En verdad, son una horda de monstruos desnudos y hambrientos. Cualquiera que sea sorprendido en el camino de un grupo de necrófagos tiene dos opciones: luchar o ser devorado. Una vez que el rey ha dispuesto a sus necrófagos en pos del rastro del enemigo, las criaturas carnívoras no descansarán hasta que hayan regresado junto a su maestro con pedazos goteantes de carne recién cosechada.

Los necrófagos de la cripta son especialmente peligrosos en gran número. Una sola criatura se tomará su tiempo para alimentarse, absorbiendo la carne viva, a menudo hasta caer enferma. Sin embargo, tan pronto como haya competencia por la comida, caerá en un frenesí, dispuesta a matar a su presa con rapidez para devorar sus restos antes de que sus congéneres puedan robarle el premio.

Totalmente dedicados a sus amos aborrecibles, los necrófagos de la cripta desafían a la muerte sin vacilación. La cobardía se ha extinguido de sus almas por la locura de su rey, y luchan como animales rabiosos, a menudo muriendo hasta el último con tal de no desagradar a su señor. En aquellos casos raros en los que los un necrófago vuelve del combate, sus parientes rápidamente dan buena cuenta de él. Tal es el destino que merecen los cobardes en las cortes de los comedores de carne, donde los valientes luchan en favor de su rey, con sus vientres llenos de la carne de los débiles.

Fuentes:[]

  • Battletome: Flesh-Earter Courts (1ª edición)
Advertisement