Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Ogroid Myrmidon.jpg

Poco se sabe de los misteriosos Ogroids. Hace mucho tiempo fueron parte de las hordas de Destrucción, pero se vieron envueltos en una guerra contra Gorkamorka. Esto no es particularmente sorprendente, ya que el Dios de las Cabezas Gemelas siempre ha disfrutado de la violencia, pero los ogroides eran demasiado orgullosos para aceptar la derrota incluso a manos de una deidad. Desesperados, recurrieron al Caos en busca de fuerzas para triunfar. Pedir ayuda ofendió aún más los principios guerreros de Gorkamorka. Pronto orruks, ogors e incluso grots por miles se esforzaron por aniquilar a los ogroids. Solo sobrevivieron huyendo a las tierras más contaminadas por el Caos.

A pesar de su temible apariencia, los ogroids no son simples brutos. Algunos de ellos se convirtieron en taumaturgos místicos, pero muchos, en cambio, siguen el camino del mirmidón. Se dedican al arte del combate, empuñando escudos con púas y lanzas pesadas con una habilidad impresionante. Cualquiera que acepte el desafío de un mirmidón recibirá un breve saludo antes de ser empalado por el arma de asta mortal. Si una ogroide resulta herida, las runas grabadas en su cuerpo brillarán con una luz infernal, fortaleciendo aún más a la criatura. Los Ogroid Myrmidon a menudo sirven como maestros de los pozos de combate de los Ochopartes. Aquellos que sobresalen bajo la mirada de un Myrmidon a menudo alcanzan una gran gloria, por lo que las bandas de guerra de los Ochopartes se congregan a su alrededor, buscando impresionar a estos maestros de batalla a través de sus propias hazañas.

Fuentes[]

  • Batteltome: Slaves to darkness 2019
Advertisement