Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Plaguebearers.jpg

El grueso de las legiones de demoníacas de Nurgle están formadas por una incontable cantidad de Plaguebearers (Portadores de Plaga). Estas repugnantes criaturas se arrastran hacia el enemigo en una masa podrida, todas las extremidades desgarradas, carne necrótizada y una mirada perdida en su ciclopea cuenca. Son como algo nacido de una pesadilla, una criatura que engullen la salud de su enemigo antes de despedazar sus cuerpos con su contraataque.

Los Plaguebearers están compuestos de las almas de los mortales que han muerto de la podredumbre de Nurgle. Esta enfermedad perfecta sigue con su infección de forma extremadamente lenta, durante el cual el cuerpo de la víctima se hincha y se pudre como el de un cadáver. Soportando agonías indescriptibles, pero totalmente incapaces de morir, el alma de la víctima se erosiona lentamente hasta que finalmente reciben la miseria y malignidad de su condición. Enloquecidos por el don asqueroso del Dios de la Peste, finalmente perecen, sólo para renacer en el Jardín de Nurgle como un nuevo e inmortal Plaguebearers.

Los Plaguebearers son criaturas viles cuyo hedor solo es suficiente para dejar inconsciente a un troggoth. Su piel es coriácea esta llena de llagas y forúnculos. Sus órganos están tan hinchados por los gases postmorten que provoca que muchos tengan las tripas abiertas de las cuales sus rancias entrañas rancias cuelgan de ella. En su cabeza un único ojo mira desde el horrible rostro de cada Plaguebearers, mientras que en su frenta brota un unico cuerno.

El zumbido constante provocado por las moscas rodea a bandas de Plaguebearers. Es su tarea eterna el contar cada una y saber que enfermedad de su dios porta, y aunque tal empresa es singularmente imposible, los Plaguebearers siguen contando una y otra vez.

Enfrentar a los Plaguebearers en la batalla es algo realmente desalentador, ya que sus cuerpos podridos pueden resistir todos los golpes excepto aquellos especialmente poderosos. Mientras reciben castigo de los ataques enemigos estos demonios son capaces de atacar por duro que sea, para ello cada portador de plaga empuña una espada de plaga que exuda líquidos letales, lo que significa que un solo corte de su borde irregular puede matar en segundos.

Fuentes[]

  • Battletome Magottkin of Nurgle (1ª edicion)
Advertisement