Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Localización de la Península Brimstone en el Gran Erial

El Portal Ígneo o Portal Susurrante es un Portal del Reino que comunica la Península Brimstone de Aqshy con el Reino de Azyr. Ese portal resultó de bastante relevancia en los primeros compases de las Guerras por los Portales.

Nombre[]

Desconocemos cual era el nombre que se le daba al portal durante la Era de los Mitos. Un relato nos indica que durante la Era del Caos los lugareños, habiendo perdido el conocimiento sobre la verdadera naturaleza del portal, lo llamaron el Portal Susurrante a causa de los susurros que parecían escucharse más allá del portal. Aunque en otros textos se le llama, de forma más neutra, el Portal de Azyr, en la novela Hammers of Sigmar miembros de los Stormcast Eternals se refieren al mismo como el Portal Ígneo.

Apariencia[]

En Aqshy, el portal consta de dos enormes bases con esculturas de forma humana agachadas sosteniendo su peso. Encima de las bases tiene pilares retorcidos con grabados de runas, dragones, serpientes y símbolos astrológicos. Los pilares derivan en los dos flancos de un enorme arco situado a trescientos pies del suelo. El portal tiene esculpidas escaleras de piedra que llevan a torreones y torres de vigilancia situadas el lo alto del mismo. Su tamaño es tal que a través del espacio entre sus pilares puede marchar un ejército al completo.

Desconocemos cuál es su apariencia en Azyr.

Historia[]

La Batalla del Portal Susurrante

Durante la Era de los Mitos sabemos que el portal, en su mitad situada en la Península Brimstone, estuvo rodeada por una ciudad o fortaleza afín al panteón de Sigmar. Tras la derrota del dios-rey en la Batalla de los Cielos Ardientes este portal, al igual que todos los que llevaban a Azyr, fue clausurado mágicamente tras evacuar a toda la población posible. Esta clausura debía ser necesariamente poderosa, tanto que era necesario retirar las clausuras mágicas de ambos lados para poder reabrir el portal.

Durante la Era del Caos la ciudad que rodeaba la mitad de Aqshy del portal quedó en ruinas. Todos los monumentos al panteón de Sigmar fueron destruidos o ultrajados, se levantaron altares a los dioses oscuros y se realizaron en su honor ofrendas y ceremonias de todo tipo.

A medida que pasaron los años la utilidad y significado del portal quedó en el olvido. Los lugareños lo empezaro a llamar el Portal Susurrante a causa de los extraños sonidos que se oían a veces a través del mismo, sonidos que parecían provenir de ninguna parte. Las leyendas hablaban de que atravesando el portal se podía ascender por unas escaleras hacia los cielos, pero para los lugareños eran solo leyendas y evitaban sus alrededores. El propio Korghos Khul, principal gobernante durante la Era del Caos de la Península Brimstone, sabía de la existencia de las ruinas y el portal pero no les prestó especial atención hasta poco antes del inicio de la Guerras por los Portales, guiándose más por una intuición que por el significado o utilidad del portal.

Mapa de la Guerra de la Península Brimstone en la que se aprecia la situación en que se encuentra el Portal Susurrante

En el albor de la Era de Sigmar la península fue uno de los primeras zonas elegidas por Sigmar para iniciar su contrataque. El plan del dios-rey consistió en asegurar el Portal Susurrante con un ataque relámpago y volver a ponerlo en funcionamiento para obtener así un flujo continuo de refuerzos desde Azyr. Posteriormente se enviarían más fuerzas con las que conquistar el resto de la región. En el Día de la Venganza un contingente de Stormcast Eternals fue enviado mediante un relámpago a las inmediaciones del Portal Susurrante. Inmediatamente tuvo lugar la Batalla del Portal Susurrante, la primera confrontación de las Guerras por los Portales. La batalla, que se saldó con una victoria del bando sigmarita, fue además el inicio de la Guerra de la Península Brimstone.

Inmediatamente se empezaron a recibir refuerzos desde Azyr con la misión de proteger el portal. El primero de estos contingentes, al mando de Andricus Stoneheart, se enfrentó contra una fuerza de reconquista de la Goretide enviada por Korghos Khul. Esta segunda batalla por el portal sucedió de forma simultánea a la Batalla de la Puerta de la Ira, saliendo nuevamente victoriosos los Stormcast Eternals.

A medida que se fueron consolidando las posiciones de las fuerzas sigmaritas en la península, se fueron ampliando las defensas en torno al portal. Fue así como, gracias al trabajo de los magos contructores y los canteros llegados de Azyr, se construyó en torno al portal el Fuerte Ignis, la primera Fortormenta en ser construida. Actualmente el portal constituye para las fuerzas de Azyr uno de sus principales puntos estratégicos en Aqshy

 Fuentes[]

  • Battletome Stormcast Eternals 2.0
  • Warhammer Age of Sigmar 1 edición
  • Warhammer Age of Sigmar 2 edición
  • Libro de inicio de la primera edición de Age of Sigmar
  • White Dwarf de Febrero de 2019
Advertisement