Después de prender fuego a los Bosques Encendidos, los aspirianos se movieron para bloquear el único otro camino fácil hacia sus tierras: un corto cruce entre dos penínsulas llamado el "Puente de Salmuera". Los Aspirianos fortificaron el promontorio occidental, agregando más y más almenas con el tiempo. Pronto, casi toda la península fue parte de una fortaleza que llegó a conocerse como Punta de Acero.

Tan peligrosas son las defensas Magicas de Punta de Acero, que las fuerzas de Khorne evitaron atacarlo directamente durante la Era del Caos, y en su lugar eligieron evitar la península por completo a través del océano. A medida que caían las ciudades ciudadela aspirianas, muchos refugiados huyeron a Punta de Acero, reforzando aún más su número y convirtiéndola efectivamente en una ciudad fortaleza. Debido a su amplio uso de la magia de fuego en la guerra, los soldados de Punta de Acero evitan las armas de pólvora en favor de las ballestas mágicas y los cañones que pueden lanzar chorros de llamas líquidas al rojo vivo a cientos de metros. La famosa Guardia Ardiente con sus alabardas de llamas azules todavía defiende a Punta de Acero contra todos los que la amenazan, y ocasionalmente, aparecen en los campos de batalla alejados de Aspiria, en apoyo de sus aliados.


Fuentes[editar | editar código]

AoS Soulbound Corebook (pág 210)

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.