Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Realmshaper engine.jpg

Los Realmshaper Engines se despliegan para rehacer la realidad alineándola con la voluntad de los Ancestrales, convirtiendo las tierras en un refugio primordial para los Seraphon y una pesadilla sofocante e inhóspita para sus enemigos.

Los Realmshaper Engines juegan un papel crucial en asegurar las Ciudades-Templo.  Estos dispositivos arcanos se desprenden de la parte inferior de los Navíos-Templo y se posan en los reinos, ya sea antes de que las naves aterricen para formar una Ciudad-Templo o mientras permanecen en Alto Azyr.  Se sabe que incluso los Nacidos de las Estrellas envían estas relucientes pirámides doradas a través de portales de translocación para transformar áreas del plano material de acuerdo con su interpretación del Gran Plan.  Cuando se carga con energía celestial, el orbe encima de estos zigurats brilla intensamente, antes de desatar ondas de poder de terraformación.  Del terreno más rocoso brota rápidamente una espesa jungla y el polvo estéril da paso a pantanos burbujeantes, mientras que las enredaderas y las plantas venenosas pronto se apoderan de las ruinas de las civilizaciones antiguas.

Este ambiente sofocante pronto atrae una variedad de vida reptil. Huestes de serpientes se deslizan por la maleza, mientras que las bestias de guerra de los Seraphon prosperan en el ambiente sofocante, viviendo y cazando entre los densos árboles. Los Slann permiten esto en parte por la barrera natural que forma entre los Seraphon y aquellas razas que pueden, intencionalmente o no, entrometerse en sus asuntos. Por supuesto, los zumbidos de los insectos tropicales atraídos por el calor sofocante también proporcionan abundancia para que los magos hinchados puedan tomar un tentempié cuando no están sumidos en la contemplación.

Muchas Ciudades-Templo o Realmshaper Engines se establecen en nodos críticos de la Astromatriz. Al aprovechar estos manantiales arcanos, los Maestros Estelares potencian las tecnologías de sus perdidos amos. Un efecto secundario de recurrir a la Astromatriz de esta manera es que las junglas formadas por los Realmshaper Engines vienen a reflejar las cualidades esenciales de su reino natal. Las Ciudades-Templo Aqshyanas a menudo están rodeadas por bosques particularmente sofocantes, mientras que las de Shyish están marchitas y demacradas, aunque todavía están plagadas de enredaderas asfixiantes y ramas agarrotadas. Es mejor no considerar lo que ocurra las selvas formadas en Ghur.

Fuentes[]

  • Tomo de Batalla: Seraphon (2020)
Advertisement