Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca


El Reino de Aqshy (también conocido como el Reino de Fuego y por sus ancianos como el Reino Brillante) es uno de los ocho Reinos Mortales. Es un Reino de pasiones y emociones hirvientes repleto de tierras interiores y yermos áridos y abrasados. Es conocido por su ardiente ansia vital, innovación y placeres simples y fuertes.[1]

Ningún reino tiene un aspecto mas feroz y ninguna tierra tiene culturas mas duras o mas llenas de inventiva.[2] Aqshy ha estado bajo el dominio del Caos durante mucho tiempo, sobre todo por Khorne, y por tanto está gobernado por Vasallos de la Sangre. No obstante, otras zonas son defendidas por los Matafuegos Duardin.


Descripción[]

Mapa Aqshy.jpg

Muchas de las masas de tierra de Aqshy son lugares de furiosas pasiones y horizontes volátiles. En este reino la agresión nace y se desplaza cual viento caluroso y la vida se vive al máximo. Ningún reino tiene un aspecto más feroz, ninguna tierra tiene culturas más duras o más llenas de inventiva, en especial desde que las fuerzas de Khorne les invadieron. Un horrible destino que golpeó primero al Gran Erial.[2]


Historia[]

La Historia del Reino de Aqshy es extensa y están tatuadas con escenas de victorias, luchas y conflictos variados en las distintas eras. [3]

Era de los Mitos[]

En los inicios de la Era de los mitos, durante el Duelo de las Grandes Sierpes la dragona solar Ignax lucho contra el padre de las serpientes, Negendra por el dominio de la zona central del Reino de Aqshy. Tras esta batalla, las islas orientales se fracturaron dando forma a cicatrices en la tierra, Ignax destrozó a Negendra y la carné caída se convirtió en las serpientes del sur. Tras la victoria fue capturada por Gimnir y encadenada a la tierra de Aqshy para que su gente tuviera siempre luz y fuego.


Organización[]

Territorios[]

Las tierras del Reino de Aqshy están conformadas por una docena de continentes. Cada uno de estos se encuentra suspendidos en medio de la reinósfera de Aqshy y están llenos de propias culturas e historias. Se cree que alguna vez estubieron unidos por cuerpos de agua que al día de hoy se han convertido en islas debido a la energía presente del Caos. Estas islas son imposibles de cruzar sin el uso de los Portales del Reino.[2]


Continentes y Regiones[]

Actualmente se conocen los siguientes Continentes y Regiones del Reino de Aqshy. No existen registros hasta el momento de mapas detallados de todos los continentes, aunque en algunos puntos se unen.[2]


Lugares del Gran Erial
Franjas de Tierra Capilaria • Aridian • Meseta Llagaíngnea • Golvaria • Bataar • Aspiria • Estragos de Khul • Vitrolia
Ciudades de Sigmar Hammerhal Aqsha • Guardayunque • Ojo de la Tormenta • Corazón Venerado

Edassa • Monte Vostargi • Puntacero • Lanzabrillante • Lumnos • Cuidad Flotante

Portales del Reino Portal Lavasangrante • Portal Ónice • Puerta Cronos • Portales Inferiores


Economía[]


La magia brillante[]

El Reino del Fuego siempre ha sido rico en magia brillante, las energías utilizadas en el arte de la piromancia. En general, se puede decir que la intensidad y el poder de la magia nativa de un reino aumenta en su límite, y se debilita a medida que se viaja hacia el interior. Sin embargo, las energías arcanas de Aqshy pueden ser volubles. A veces soplan fuertes como el viento caliente que corre antes de una tormenta de fuego; en otras ocasiones desaparecen, para ser tan escasa como el agua. Sin embargo, todo ha cambiado desde el necroseismo. Este evento no solo aumentó la concentración y la potencia de la magia de la muerte en los reinos, sino también todas las energías arcanas. Para los sacerdotes Zharrgrim de los Fyreslayers, esto significaba el comienzo de una nueva era, ya que su habilidad para convocar y controlar poderes elementales mágicos se ha multiplicado por diez.


Demografía[]


Cultura[]


Filosofía[]

Existe una filosofía extendida entre las tribus de Aqshy de arder rápido y dar mucha luz: la vida es para vivirla rápida, dura y violentamente. Los rituales de mayoría de edad, como el buceo de acantilados o las carreras de azufre, a menudo matan a los aspirantes al igual que a otros los endurecen para convertirlos en mejores guerreros. Quienes viven lo suficiente para llegar a viejos son vistos por algunos con pena e incluso desprecio.[2]

Sin embargo, las almas más maduras se dan cuenta de que la existencia de ancianos entre ellos es algo digno de celebrar: han superado los fuegos del conflicto y sobrevivido tras haber sido templados. Los guerreros cargados de cicatrices que lideran las tribus se han ganado su posición un centenar de veces tal y como descubrirá quién quiera desafiarlos. Aunque las civilizaciones han crecido y menguado en la amplitud de Aqshy, ni siquiera el Caos podría extinguir su chispa por completo. Con el retorno de Sigmar en la forma de los Forjados en la Tormenta, las esperanzas y sueños de los mortales del reino se han reavivado, tan brillantes como una llama en la oscuridad.[2]


Referencias[]

  • White Dwarf Weekly nº 75 y 76.
  • Battletome: Fyreslayers.
  • Reglamento Age of Sigmar 2.0
  • Age of Sigmar: Libro Básico (3era Edición) - Aqshy, El Reino de Fuego | Pag 80-81
  • 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 2,5 Age of Sigmar: Libro Básico (2da Edición) | Aqshy, Reino del Fuego | Pag 84-85
  • Age of Sigmar: Libro Básico (2da Edición) | El Gran Erial | Pag 86-89
  • Advertisement