Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Reinos Mortales
AzyrAqshyChamonGhurGhyranHyshShyishUlgu

El Reino de Ulgu o Reino de las Sombras (también llamado Reino Gris [1]) es uno de los ocho Reinos Mortales. Es un reino de velos e ilusiones, ración y engaño cubierto en sombras y oscuridad. [2] Esta conformado por trece regiones llenas de ilusiones y amenazas, secretos y acertijos. Es el reino gemelo de Hysh.

Es el actual hogar del Dios Malerion y de su madre, la Diosa recientemente ascendida Morathi-Khaine junto a las huestes de Hijas de Khaine.

Características[]

El Reino de Ulgu es una tierra oscura y una órbita gemela del Reino de la Luz de Hysh. [1] En Ulgu no hay noche ni día, solo una penumbra o total oscuridad que cambia a cada hora dependiendo de la región. La tierra misma se traga a los ilusos a acantilados y pozos de alquitrán o los arrastra hasta los mares en torbellinos interminables y rocas ocultas.[2]

Es el dominio de los secretos y las mentiras, de motivos retorcidos e ilusiones fabulosas, y no obedece a las leyes de la lógica. La misma tierra es capaz de tragarse un ejército invasor igual que la niebla matutina oscurece el amanecer, sin dejar en lugar más que el eco de los gritos. [2] Ni quienes viven allí desde que nacieron osan confiar en lo que ven u oyen. [1] El ruido del viento sobre los árboles suena como risas de arpías y las telarañas pueden ahorcan a cualquiera. [2]

Historia[]

Era de los Mitos[]

El Reino de las Sombras no partió siendo lo que es hoy. Hace mucho tiempo era una una tierra de refugio, introspección filosófica y la bendición de sueños lúcidos.[2] Sin embargo con el paso del tiempo la tierras de Ulgu fueron cambiando ante la invasión del Caos. La propia tierra comenzó a defenderse de las incursiones, ahogando, cazando y confundiendo a los adoradores de los Dioses Oscuros.[1]

Tras la destrucción del Mundo Pretérito, Malerion llego a las tierras de Ulgu enfurecido por no tener una forma que pudiera llamar suya a pesar de su vasto poder. Tal era su arrogancia que decidió tomar las tierras del Reino de Ulgu como suyas y buscar un pariente con el quien formar su dominio. Ninguna de las criaturas de Ulgu parecía estar a la altura de Malerion, hasta que se encontró con su Madre, Morathi. Juntos reclamaron la Convergencia de Shadrac como base de su poder, aunque Malerion se apropio de casi toda la región. Con ambos como gobernantes la tierra prosperó.[2]

A Ulgu huyeron muchos de los espíritus aelven tras ser rescatados de la sed de almas de Slaanesh. Los primeros que huyeron del dios fueron aquellos que deseaban ser libres, los aelves más ágiles de pensamiento e ingenio. Los que tomaron Malerion y Morathi no eran humanoides tal como lo habían sido, porque habían cambiado irrevocablemente. Los primeros tenían alas de murciélago, cuernos y largas colas diestras, y su aspecto demoníaco apuntaba a las dificultades que habían soportado en los reinos inferiores, aunque los había purificado la luz de Hysh, y ocultado de posibles represalias la sombra de Ulgu. Morathi, hambrienta de poder e influencia como una pantera pueda estarlo de carne, había empezado en secreto a extraer más almas para su incipiente sacerdocio de lo que afirmó en su Juramento de Salvación. [3]

Ante los secretos y susurros que poseían la tierra del Reino de Ulgu, el Dios Oscuro Tzeentch mostro interés en él. Comenzó a conspirar entre las sociedades ocultas de los Trece Dominios para manifestarse en el reino. Quienes buscaban poder mediante el cambio comenzaron a extender su influencia por todo Ulgu.[1]

Era del Caos[]

Durante la Era del Caos, el Dios Oscuro Khorne se apresuró a invadir la tierra con la tal de superar la marcha de Tzeentch, enviando legiones a través de los portales del Reino corrompidos. Sin amargo su expansión duró poco ya que la misma tierra castigó a los invasores de Khorne quienes fueron engullidos por los bancos de niebla de la región, dejando nada más que carroña.[1]

Por otro lado las fuerzas de los Discípulos de Tzeentch empujaron a docenas de civilizaciones a la anarquía mediante intrigas y políticas arcanas violentas en los Trece Dominios. [1] Además, los Skavens enviaban a los Clanes Eshin a todos los rincones del reinos a misiones terribles y asesinatos en masa. Esto provocó una guerra contra los adoradores del Caos conocidos como Cathtrar Dhule. Para contrarrestar, Malerion y Morathi unieron sus fuerzas para librar guerras con tal destreza que lograron evitar que el Reino de Ulgu fue engullido por las fuerzas del Caos.[2]

Inicios de la Era de Sigmar[]


Territorio[]

Ulgu Dominio de Shadrac (Inglés).jpg

El Territorio del Reino de Ulgu esta compuesto por masas de tierra envueltas en neblina conocidas como los Trece Dominios de Ulgu. Sus piases están saturados de ilusiones y amenazas al asecho. [2] La Principal región del reino es una zona conocida como la Convergencia de Shadrac.

Los Trece Dominios[]

  • Fuarthorn
  • Zoktai
  • Klarondu
  • Va-Leth
  • Gran Ulgoroth
  • Caizan (Posible)
  • Chuloraine (Posible)

Lugares de Interés[]


Portales del Reino[]

Sociedad y Cultura[]

Ulgu Ilustración Sigmaroteca.jpg

Cada uno de los Trece Dominios posee varios gobernantes, visires, sabios e intrigantes que permanecen en las sombras a su alrededor. A pesar de pertenecer a la misma región todos conspiran entre ellos y lo mas cercano a un monarca supremo es el Dios Malerion. [1]


Referencias[]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 Warhammmer Age of Sigmar: Libro Básico (2da Edición) - Ulgu, Reino de la Sombra | Pag 108-109
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 2,5 2,6 2,7 Warhammmer Age of Sigmar: Libro Básico (3era Edición) - Ulgu, El Reino de las Sombras | Pag 118-119
  3. Warhammmer Age of Sigmar: Libro Básico (2da Edición) - Ulgu, Reino de la Sombra - Los Aelfos de Ulgu | Pag 109
Advertisement