Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Clérigo de la Masacre sigmaroteca-0.jpg

Mucho más alto que sus hermanos y con el semblante retorcido en un eterna mueca de odio, el Clérigo de la Masacre (Slaughterpriest en inglés) está hinchado (literalmente) por el poder del Caos. Son demagogos capaces de hacer hervir vivos a sus enemigos con una oración rugiente y sus cánticos suscitan una cólera irracional en todo aquel que le rodea, obligando a estos desdichados a olvidarse de su propia seguridad y arrojarse al combate. Los Clérigos de la Masacre son conocidos por obtener sus poderes al beber la sangre de enemigos caídos. Es este tributo a Khorne lo que hace que sus miembros se alarguen y sus huesos se endurezcan, convirtiéndoles en moles temidas a lo largo y ancho de los Reinos Mortales.

Repleto del poder del Caos, el Clérigo de la Masacre sobresale sobre sus hermanos Vasallos de la Sangre. No sólo su aterradora figura le hace un poderoso guerrero por derecho propio: es un campeón favorito de Khorne capaz de invocar milagros oscuros bebiendo la sangre del corazón del enemigo.

Descripción[]

Los Clérigos de la Masacre son los demagogos de la iracunda voluntad de Khorne, profetas oscuros que reciben de su dios sangrientas visiones de violencia y muerte. Con una sola y rugiente oración estos descomunales sacerdotes pueden hacer hervir la sangre en las venas de los hombres, o azotar a sus aliados hasta alcanzar un salvaje frenesí de batalla. La más terrible de todas es la capacidad del Clérigo de la Masacre para obligar incluso a los reacios a correr temerariamente al combate; su resonante canto llena incluso al enemigo de una furia sin sentido, haciendo crecer este furor hasta que los defensores, antes estoicos, abandonan sus barricadas y almenas para lanzarse, imprudentes y condenados, a la furia de la batalla.

Todos estos poderes se derivan de la capacidad del Clérigo de la Masacre de canalizar el colérico poder de Khorne. Esto lo consiguen bebiendo la sangre de los enemigos verdaderamente dignos, mezclada con tinturas potentes de polvo de piedra bruja y sangre de Demonio. Después de una batalla particularmente brutal, un Clérigo de Batalla beberá profundamente de este horrible brebaje, y se dice que cada gota que baja por su garganta aumenta el agitado foso que rodea la Ciudadela de Bronce de Khorne. Sea cual sea la verdad sobre esto, los efectos de la mezcla sobre el Clérigo de Sangre son inmediatos y horriblemente evidentes.

Como efecto secundario de beber este horrible brebaje, los Clérigos de la Masacre se hinchan con grotescas masas de músculo. Sus huesos se endurecen y estallan a través de su carne. Sus miembros se estiran y engrosan, hasta que se alzan por encima de su rebaño, bendecidos con la fuerza de Khorne. Tales son los sacerdotes del Dios de la Sangre, poderosos guerreros cuyos divinos poderes están vinculados a su destreza en la batalla. Quienes hacen ofrendas indignas a Khorne no sobreviven a esta transformación. O se deforman en Engendros monstruosos, o se asfixian y se ahogan con el brebaje asqueroso que han bebido, hervidos desde dentro.

Armamento[]

Normalmente van armados con un hacha bañada en sangre, un arma ritual tan grande como un humano, pero otros llevan un martillo de la ira (una bola espinosa de metal encadenada al brazo izquierdo del Clérigo) y un machete desmembrador (una enorme cuchilla aserrada empleada para decapitar a los desgraciados atrapados por el ataque del martillo).

Miniaturas[]

Fuentes[]

  • Battletome: Khorne Bloodbound.
Advertisement