99120201064 TzaangorSkyfires12.jpg

Montados sobre los extraños discos de Tzeentch, los Tzaangors Fuegoceleste (Tzaangor Skyfires, en inglés) sobrevuelan el campo de batalla hasta posiciones aventajadas desde las que masacrar al enemigo. Como pueden ver destellos del futuro, los Fuegoceleste disparan sus flechas del destino en trayectorias extrañas para un observador externo, pero que impactan al enemigo en su punto más débil con una precisión asombrosa.

Descripción[editar | editar código]

Los Skyfires son vistos como modelos a seguir entre las manadas de Tzaangor. Montados sobre brillantes Discos de Tzeentch, dominan casi tanto como los propios Tzaangor Shamans y, a menudo, acompañan a los bestiales magos a la batalla. Llevan enormes arcos forjados con madera de varas de adivinación y varas mágicas, y desde el aire disparan granizadas de flechas hacia las filas de enemigos de abajo.

En comparación con otros Tzaangors, el sentido del destino de Skyfires se ha mejorado enormemente, lo que les permite en cualquier momento percibir múltiples futuros potenciales. Silenciado por Tzeentch, un Skyfire nunca puede hablar de lo que ve, pero aún puede usar su conocimiento con un efecto mortal. Mirando hacia el caleidoscopio de futuros, un Skyfire alinea los eventos que desea desarrollar. La criatura retira la cuerda del arco, coloca una flecha predestinada y luego la pone en su curso. El misil vuela por el aire, cada ráfaga de viento prevista lo dirige hacia donde se supone que debe estar, hasta que inevitablemente alcanza su objetivo predestinado. Con un golpe húmedo, la flecha atraviesa los huecos de la armadura y se desliza entre las costillas para perforar órganos internos vitales. Antes de que el torrente de sangre saliera de la herida, el Skyfire ya ha preparado otro disparo y ha elegido la flecha que significará la muerte de su próxima víctima.

Fuentes[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.