Vampiro.jpg

A lo largo y ancho de los Reinos Mortales hay innumerables reinos y baronías gobernadas por crueles Señores de los Vampiros, cuyos ciudadanos vivos existen como mero ganado para sus amos. Pocos de estos tiranos son capaces de controlar sus horribles apetitos por mucho tiempo, así que marchan a la guerra a menudo, buscando nuevas tierras que subyugar y víctimas con sangre fresca que beber.

Estas criaturas de la noche tienen apariencias diversas, usualmente basadas en el Reino que habitan. Mientras que muchos vampiros gustan de engalanarse como aristócratas, otros no ven razón para ocultar su verdadera naturaleza. Los bestiales jefes tribales de Ghur son salvajes y casi recuerdan a animales, sus cuerpos cubiertos por grueso pelo y con grandes colmillos. Por contraste, los vampiros de ceniza de las Parching Wastes de Aqshy son de piel pálida y escuálidos, sus ojos pozos negros y sus garras largas como cuchillos.

Los Señores de los Vampiros no necesitan de soldados vivos para sus ejércitos. La maldición Soulblight proporciona al afectado una afinidad instintiva con la magia de la muerte, y estos la utilizan para reunir grandes huestes de no muertos. Estas tropas no solo constituyen una infantería efectiva y desechable, si no que también infunden un terror atávico en el corazón de sus rivales que los vampiros encuentran revigorizante.

Cuando el enemigo está rodeado de atacantes no muertos, El Señor de los Vampiros suele ceder a su pasión por la matanza y la violencia. La vida eterna ha proporcionado a estas criaturas la oportunidad de dominar el arte del combate individual, y se cuentan entre los mas formidables espadachines de los Reinos. Avanzarán al núcleo de la batalla para cortar en pedazos a su presa, derivando en un frenesí mientras una lluvia escarlata riega su armadura.

Los Señores de los Vampiros son suficientemente resistentes para soportar las mas terribles heridas. Incluso estando gravemente heridos, un trago de la sangre de un desafortunado mortal reparará la carne desgarrada y devolverá su vitalidad asesina en un momento. Algunos incluso portan profanos Cálices de Sangre en la batalla, copas enjoyadas llenas de potente líquido vital extraído de víctimas particularmente pías u honorables.

Muchos de estos Señores, orgullosos de su noble linaje van a la guerra sobre corceles Pesadilla, acompañados de una guardia de honor compuesta por otros vampiros. Estos temibles jinetes se deleitan en la sensación de los cuerpos aplastados bajo los cascos de sus acorazadas monturas, y saborean los gritos de su presa mientras es arrollada.

Fuentes[editar | editar código]

  • Battletome Legiones de Nagash
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.